García incumple su palabra


La demora en la firma de la licencia de obras de la segunda puerta desdice las afirmaciones que realizara el teniente de alcalde hace tres semanas

21 días han pasado desde que el primer teniente de alcalde y presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, asegurara ante los micrófonos de COPE que iba a firmar la licencia de obras que convierta en puerta la celosía de la nave 17 del muro norte de la Mezquita Catedral. Tres semanas en las que no se elevó al consejo de gobierno este punto y el edil no hizo uso de sus prerrogativas para dar el visto bueno al comienzo de los trabajos. Así, la demora desdice las afirmaciones que realizara el propio concejal, que incumple las declaraciones en las que aseguraba que la cuestión estaría resuelta, o bien el 8, o bien el 15 de febrero.
A día 16, no hay permiso de obras. Y todo ello tras un largo proceso en el que han ido dando el visto bueno la Consejería de Cultura de la

Pedro García./Foto: Jesús Caparrós
Pedro García./Foto: Jesús Caparrós

Junta o Icomos Internacional, organismo asesor de la Unesco. Tras la reiterada aprobación por parte de los organismos competentes en la materia y recibir la GMU toda la documentación pertinente, García manifestaba el pasado 26 de enero en el programa Córdoba Penitente que “lo único que sirve es que la Consejería de Cultura envíe firmados y sellados los documentos, no por titulares de prensa”, afirmaba el edil. A ello añadía que “asumo mi responsabilidad política y cuando no la tengo señalo al responsable. Ayer llegaron (por el 25 de enero), a requerimiento mío, los papeles a la GMU”. Y proseguía leyendo la resolución de la Junta de Andalucía para afirmar, acto seguido, que “a este palo se agarra Rafael de La-Hoz”. Así, se manifestaba categórico al señalar que “vamos a autorizar la licencia de obras con dos prescripciones importantes, de carácter técnico, a tenor de lo resuelto por la Junta de Andalucía y con cuestiones de seguridad.”, ha anunciado. Así, García ha repuesto que “no puedo asegurarte que sea el día 8 o el día 15 de febrero”.
Como la sucesión de acontecimientos ha demostrado, la licencia de obras sigue sin aprobarse, una vez cumplido el plazo al que el propio concejal se comprometió. Dos semanas más tarde de las declaraciones de García, el expresidente de la GMU, Luis Martín, recordaba también en Córdoba Penitente que “pensamos que, a lo mejor por el ambiente cofrade que desprende el programa, Pedro García decidió anunciar que iba a conceder la licencia”. Al hilo de ello, el edil recordaba que en la reunión del 8 de febrero (fecha en que cumplía el primero de los plazos) mantenida con García, éste sólo mostró a lo asistentes un cronograma. Por lo que enfatizaba que “existe una voluntad dilatoria. Se piden estudios como si los cofrades fuéramos a darle bocados al monumento”. Así, Martín señalaba que se han realizado numerosas experiencias con hermandades para que se pongan tantas prevenciones que no se ajustan a una licencia que está reglada. “No existe voluntad”, insistía, porque “no se tiene afecto a la Semana Santa”. Y subraya que “no saben lo que supone”.