Cursillos obtiene una gran acogida en Pozoblanco


La ermita de Jesús de la Columna reúne a un elevado número de cursillistas, que asisten a la exposición de Eva Muñoz, donde resalta la importancia del "carisma que se nos ha confiado"

La reunión de reuniones, la Ultreya que celebra el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Córdoba (MCC) continúa su itinerario. Así en fechas recientes, la misma tenía su punto de encuentro en Pozoblanco, donde una vez más obtuvo una gran acogida. La jornada jornada, que tuvo como sede la ermita de Jesús de la Columna de la localidad del Valle de los Pedroches, contó con la exposición de Eva Muñoz, donde resalta la importancia del “carisma que se nos ha confiado para reavivarlo y compartirlo”.

Eva Muñoz durante su ponencia./Foto: LVC Pozoblanco
Eva Muñoz durante su ponencia./Foto: LVC

La charla de Muñoz tuvo como eje la explicación del significado de estos encuentros “nos sirven para seguir luchando, seguir adelante, vivir mejor, ser más felices, así como para compartir lo que somos y lo que tenemos”. En consecuencia, se subraya que el objetivo consiste en mantener “un encuentro con el Señor y celebrar esa presencia constante en nuestra vida y en nuestro movimiento, en un clima de oración y fiesta para compartir nuestra experiencia cristiana”. Además, la cursillista hizo alusión al mensaje del Papa Francisco en la Ultreya celebrada en Roma, “donde nos dijo que estamos llamados a vivir el carisma que se nos ha confiado, que está en el origen de los cursillos de cristiandad y que éste de fruto”. Así, el mismo supone un don gratuito del Espíritu Santo y, por tanto, se trata de “una gracia que recibimos para edificación de la Iglesia y para los hombres necesitados de la caricia de del Señor”.
Este carisma que en nuestro movimiento conforma una mentalidad con un método kerigmatico propio a través del testimonio alegre y gozoso de la experiencia de Dios, que promueve un encuentro con uno mismo y con los demás”, manifestaba Muñoz. Mientras que destacaba que éste “posibilita vivir la vida de Gracia de una forma consciente, creciente y compartida”. De tal manera que animó a los presentes a “renovar nuestro encuentro con Cristo diariamente reavivando el carisma y experimentando en primera persona la bondad, ternura y misericordia de Dios, para así poder trasmitirla a los demás”.
A la intervención de Muñoz siguieron una serie de actividades entre las que destacó la celebración litúrgica que se llevó a cabo en la parroquia de Santa Catalina, de la citada localidad de Pozoblanco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here