Hermano mayor de los Gitanos: "Rueda es garantía de calidad"


“No vamos a descubrir a Rafael de Rueda. Es una garantía absoluta de calidad y la cofradía lo ha tenido claro. Con estas afirmaciones del hermano mayor de los Gitanos, Pepe Moreno, ha explicado los motivos que llevaron a la corporación a confiar en el artista cordobés. Las palabras de Moreno se inscriben en la presentación de la nueva túnica del Señor de la Salud, que ha sido presentada en el Círculo Mercantil de Sevilla. En el acto también ha participado la responsable del taller de Sucesores de Elena Caro.

Rueda
Rafael de Rueda, junto a la nueva túnica./Foto Jesús Caparrós

Al igual que el máximo responsable de la corporación de San Román, ésta ha explicado a La Voz de Córdoba que “trabajar con Rafael de Rueda es un auténtico placer”. Así, la sucesora del prestigioso taller hispalense no ha dudado en subrayar los conocimientos de Rueda y “su disposición para solventar las cuestiones técnicas que han ido surgiendo a lo largo del proceso”.
La historia de las cofradías se escribe, en numerosas ocasiones, con una la estilográfica de la aguja y la tinta del hilo de oro. Así, la túnica realizada por sucesores de Elena Caro para el Señor de la Salud y que reproduce la pieza decimonónica quemada en la Guerra Civil, es parte del relato. Una narración que, hace tan sólo unos años hubiera sido impensable y que, sin embargo, gracias a la labor de artistas como Rafael de Rueda, el cofrade se puede asomar al balcón del pasado y disfrutar como lo hicieron los devotos del Señor de la Salud hasta hace poco más de tres cuartos de siglo. Y es que la labor del diseñador cordobés podrá apreciarse durante estos días en el Cíirculo Mercantil de Sevilla, donde se lleva a cabo la exposición Puntadas para la memoria que organiza la cofradía de los Gitanos.
Juan Manuel Rodríguez Ojeda, Elena Caro, la Niña de los Peines, Sor Cristina de Arteaga, Gitanillo de Triana y Gómez Millán son algunos de los nombres propios que recorren una muestra que, además de la retrospectiva, mira al futuro. Un porvenir en que también quedará inscrito el nombre de un artista cordobés, como es de Rueda, quien ha posibilitado el “milagro” de recuperar parte de la historia. Una vez más, el diseñador deja su impronta en la capital, donde ya trabajara para las hermandades de la Exaltación, las Cigarreras y la Macarena. Todo para escribir el mensaje de acanto con el trazo del lápiz, con aguja sobre hilo de oro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here