Curro: "Los 60 que estamos aquí es porque la Virgen así lo ha querido"


La 'igualá' de la cuadrilla de María Santísima de la Trinidad marca el principio de un periodo de ensayos, que llevará a Luis Miguel Carrión a dirigir 10 pasos la próxima Semana Santa

El salón de actos del centro parroquial Carmen Márquez Criado acogía este jueves la última de las 10 igualás del capataz Luis Miguel Carrión Curro. La cita estaba marcada por la asistencia de numerosos costaleros que han permitido “doblar” el paso, así como por las emotivas palabras de Carrión, quien recordaba que “los 60 que estamos aquí es porque la Virgen así lo ha querido”. No obstante, antes de comenzar el periodo de ensayos, los hombres con los que trabaja Curro están llamados a un retiro que tendrá lugar este sábado 11 de febrero.

Curro en un momento de la "igualá" de la Trinidad./Foto: Jesús Caparrós
Curro en un momento de la “igualá” de la Trinidad./Foto: Jesús Caparrós

El acto, que culminaba un proceso que se iniciaba a mediados del mes de enero, ha dado cuenta de la vitalidad por la que atraviesa el mundo del costal, del que Carrión ha sido uno de sus abanderados. En un ambiente marcado por la numerosa asistencia de costaleros, el capataz tuvo palabras para mostrar la importancia que tiene el oficio de costalero. “La junta de gobierno terminará, los capataces nos iremos, saldrán otros nazarenos, pero las imágenes siempre quedan y a ellas nos debemos”, subrayaba Curro. Con dos cuadrillas completas, alta y baja, y compuesta por un total de 60 miembros, las próximas semanas se dará inicio a los ensayos del Señor Amarrado a la Columna, Candelaria, Gracia y Amparo, Trinidad, Perdón, Rocío y Lágrimas, Amor, Cristo de Gracia, Santo Sepulcro y Desconsuelo.
El capataz quiso destacar que llegaba a esta hermandad “para ser uno más” y recordaba la vocación de servicio de equipo a las cofradías que, en algunos casos, comprende un periodo de tres décadas. En este sentido, Curro expresaba recientemente que “en los tiempos que corren es muy importante marcar el camino junto a la Iglesia. Es cierto que los costaleros han evolucionado. A nivel de técnica, por ejemplo, el avance está ahí”. En consecuencia, éste se posicionaba a favor de “indagar y darnos cuenta de dónde estamos. Para trabajar debajo de un paso te tiene que gustar y tienes que servir, hasta ahí de acuerdo, pero sabiendo lo que hacemos. Nunca hay que olvidar que el que va encima es Dios, al menos en mi caso, y algunas de esas imágenes mantienen devociones de siglos”. Por tanto, Carrión subrayaba que “los costaleros tenemos un lugar privilegiado en la cofradía porque vamos debajo del paso y, en consecuencia, más cerca de las imágenes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here