El hermano mayor de la Cena explica que "por desgracia, seguimos siendo objetivo de los ladrones"

20

La hermandad de la Cena de Jerez se suma a una larga lista de robos que, recientemente, afectó también a la patrona de Palma del Río, María Santísima de Belén Coronada

La hermandad de la Sagrada Cena de Jerez ha sufrido un robo en su casa de hermandad. Así entre los daños causados, le han sustraído la corona y el cetro de salida de la titular mariana, las potencias del Señor y su cáliz, Éste último de plata. El máximo responsable de la cofradía cordobesa, Manuel Bonilla, ha explicado que “”por desgracia, seguimos siendo objetivo de los ladrones”. Se suma a una larga lista a la que, el pasado mes de enero, se sumó también la patrona de Palma del Río, María Santísima de Belén Coronada.

Señor de la Cena de Jerez./Foto: Hermandad de la Cena
Señor de la Cena de Jerez./Foto: Hermandad de la Cena

Cabe recordar que las veneradas imágenes de la patrona de Palma del Río, María Santísima de Belén Coronada, así como la de su Hijo eran profanadas en la tarde del domingo 22 de enero. Los hechos sucedían alrededor de las 18:00 y el resultado de los mismos se saldaba con la desaparición de la corona de la Virgen, la mutilación de un dedo de la misma y la rotura de un brazo del Niño Jesús. Las reacciones no se hacían esperar y el Partido Popular de Palma del Río no tardaba en posicionarse. Por ello la formación política local subrayaba que “estos actos suponen un duro golpe para la hermandad y para todo el pueblo de Palma del Río”, mientras que ha mostrado una enérgica condena.
En el caso de la hermandad jerezana, también se han producido numerosas reacciones de condena y solidaridad. Entre las mismas, destaca la de Bonilla, quien ha asegurado que “nuestra cofradía se pone a total disposición para lo que necesiten. Éste ha lamentado que que las corporaciones “sigamos siendo hoy día, objeto de los ataques de cacos y maleantes. Por ello, nosotros hemos reforzando las medidas de prevención para este tipo de sucesos”. Asimismo, desde la propia corporación se ha solicitado la máxima difusión de este desagradable acontecimiento, a fin de que las piezas sustraídas puedan ser identificadas y recuperadas a la mayor brevedad posible. Y es que a su valor material hay que sumar la carga emocional que las mismas tienen para los cofrades de la hermandad jerezana. Este es es el último caso de hurtos que han afectado a hermandades como la de Ánimas, Rescatado o Rocío y a otras de la provincia de Córdoba, en localidades como Villa del Río o Cabra, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here