El ensayo más espiritual de Curro


La iglesia de San Roque y el centro parroquial Carmen Márquez Criado acogen este sábado la jornada de retiro de los costaleros que componen las cuadrillas de Luis Miguel Carrión

¿Hay algo más allá, en el tiempo inmediatamente anterior a la Cuaresma, que igualás y ensayos en el mundo del costal? La respuesta es afirmativa y una prueba que lo atestigua tendrá lugar este sábado 11 de febrero, a las 17:00. A esa hora comenzará el retiro que Luis Miguel Carrión Curro ha programado para sus costaleros. El mismo se desarrollará entre la iglesia de San Roque, sede canónica de una de las hermandades en la que el capataz lleva a cabo su labor durante dos décadas, y el centro parroquial de la Trinidad, Carmen Márquez Criado.

Sáez Curro
Luis M. Carrión junto al capataz Rafael Sáez./Foto: Archivo familia Sáez

El pasado domingo la igualá de los costaleros de la hermandad del Perdón cerraba el particular calendario, en este ámbito, de Curro. Así, antes de comenzar los ensayos con los pasos de las 10 imágenes en las que ostenta la máxima responsabilidad, todo su equipo y los integrantes de sus cuadrillas dedicarán una jornada destinada a la reflexión. Con ella se pretende profundizar en los valores que promueven las cofradías, como realidades eclesiales. “El costalero tiene que comprender el verdadero sentido de lo que nos mueve a llevar a Dios y a su bendita Madre”, explicaba Carrión en referencia a esta iniciativa que tiene espíritu de continuidad.
El acto estará conducido por el párroco de la Trinidad, José Juan Jiménez Güeto, y contará, además, con la intervención del propio capataz, así como de diversos miembros de su equipo y cuadrillas. Estos darán testimonio de su experiencia personal y los valores cristianos que los alumbran. “Aunque habrá una convivencia, lo fundamental es reunirnos en un lugar apartado y reflexionar sobre la Palabra de Dios y el sentido que tiene para nosotros”, subrayaba el capataz a cuyas órdenes se hallan alrededor de medio millar de costaleros. A expensas de conocer el número total de asistentes, las previsiones que se barajan de cara al retiro son bastante halagüeñas y superarían, sobradamente, el centenar de costaleros.