Las Angustias reforma la parihuela de su paso


El tallista cordobés José Carlos Rubio es el encargado de realizar una reforma que dotará a la mesa de mayor anchura y largura, además d rebajar el peso de manera ostensible

La parihuela del paso del grupo escultórico de las Angustias estrenará esta cuaresma una sustantiva reforma, que está llevando a cabo el tallista cordobés, José Carlos Rubio. La nueva mesa presentará una serie de mejoras que, sin afectar a la parte externa que realizara Antonio Castillo Ariza, aumentará las dimensiones de la misma en 16 centímetros de ancho y otros tanto de largo. A ello hay que sumar que el tallista ha reducido el peso entre 350 y 400 kilos.

Hermanos de las Angustias junto al paso./Foto: Hermandad de las Angustias
Hermanos de las Angustias junto al paso./Foto: Hermandad de las Angustias

La pieza estará disponible a principios de marzo, de cara a que se puedan realizar los ensayos de costaleros necesarios para que la cuadrilla se adapte a las nuevas dimensiones. Por ello, el capataz de las Angustias, Ángel Muñoz reconoce que está valorando la posibilidad de realizar o no, los ensayos programados para los días 16 y 23 de febrero. “Es una decisión que aún estamos analizando”, explica para señalar que, en caso de esperar a la llegada de la parihuela, “ensayaríamos todos los jueves de cuaresma”. Además, Muñoz valora de forma positiva los trabajos que está realizando Rubio, en aras de lograr la mejora de un paso que “ya de por sí es una maravilla”.
La nueva mesa estará realizada en aluminio, un material que reduce su peso de manera significativa. A ello hay que unir que la aportación de la cuadrilla también ha sido decisiva en esta empresa. Cabe recordar que en la junta general de la hermandad de las Angustias, celebrada el 19 de mayo de 1957, se aprobaron las cuentas y se acordó hacer un paso nuevo “para el que se solicitarán proyectos y presupuestos a los principales artistas cordobeses y sevillanos”. El contrato con Castillo Ariza se firmó el 1 de julio y en la realización del paso trabajó como tallista Miguel Arjona Navarro, quien además modeló y talló las dos imágenes de San Acisclo y Santa Victoria. El 3 de abril de 1958, Jueves Santo, se estrenaron el paso y la cruz de guía, esta última obra de Rafael Valverde Toscano y los apliques de plata de Miguel Baena, bajo diseño de Manuel Mora Valle, aunque se suspendió la procesión por la lluvia.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here