Dos estrenos mercedarios para la cuaresma


"Quinta Angustia Mercedaria", de Manuel Marvizón, y "Mercedaria", de Alfonso Lozano, incrementan el patrimonio musical de la Semana Santa de Córdoba con el denominador común de esta advocación

El rosario de la Virgen de la Merced de 2016 contaba con un itinerario muy especial. Así, la imagen de San Antonio de Padua visitaba la iglesia de la Iglesia de la Merced, con motivo del 40 aniversario de la bendición de la imagen, además de servir como preparación para el jubileo por el octavo centenario de fundación de la Orden. Un aniversario que esta cuaresma tendrá dos grandes estrenos en forma de marcha procesional.

grupo para
Santa María de la Merced Foto: Jesús Caparrós

Quinta Angustia Mercedaria. Bajo este título, el reconocido compositor hispalense Manuel Marvizón ha compuesto una pieza para la titular mariana de la prohermandad de la iglesia de la Merced. El músico mantiene una estrecha relación con la corporación, ya que fue padrino de la Virgen en su bendición y, ahora, ha querido realizar este obsequio. A falta del estreno oficial de la marcha por banda de música, la obra ya se ha podido escuchar a través de su piano y apunta a convertirse en otra composición de referencia de las muchas que tiene el creador de Esperanza, Candelaria o Madre Hiniesta. El prolífico compositor, también declaró recientemente su admiración por Lozano, de quien dijo que era “pese a su juventud, uno de los grandes compositores de la música sacra andaluza en la actualidad, con algunas obras excepcionales como La Sangre y la Gloria“.
Lozano acaba de entregar la partitura de Mercedaria, una pieza dedicada a Santamaría de la Merced. La idea de este regalo, como se señala desde Merced, “surgió el pasado mes de agosto, cuando nuestro diputado de Juventud le comentó a Lozano la posibilidad de dedicar una composición a la Virgen”. Así, Alfonso Lozano “acogió con gran alegría esta propuesta, ya que se trata de una hermandad muy especial para él, en la que desde siempre ha tenido y tiene amigos”. Y es que, como el propio compositor señala, “en la obra ha tratado de reflejar, por un lado el carácter alegre y de barrio de la cofradía, y por otro su elegancia. Es como yo veo particularmente desde fuera a esta gran hermandad y a sus bellísimos Titulares”. Por último, Lozano ha querido destacar “su deseo de que todos los hermanos vean reflejados en estas notas musicales la inspiración y los sentimientos que ha tratado de plasmar”. Por ello, ha querido mostrar su gratitud hacia el “grupo joven y a la junta de gobierno por haber confiado en mí, ya que ha sido un verdadero honor para mí”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here