Alfonso Alcaide ofrece las claves de la felicidad

23

El sociólogo de la HOAC ofrece una interesante ponencia, en la que diserta sobre las claves para cambiar la sociedad desde la perspectiva cristiana

Las 11 Jornadas de Pastoral Obrera que han concluido este viernes en el Obispado, con la conferencia del sociólogo Alfonso Alcaide. Éste ha ofrecido interesante ponencia, en la que ha propuesto las claves para cambiar la sociedad desde la perspectiva cristiana y encontrar la felicidad en el ámbito del trabajo. Ello a través de una argumentación en la que ha advertido de los peligros del individualismo en la vida comunitaria actual.

Alfonso Alcaide durante la conferencia./Foto: LVC
Alfonso Alcaide durante la conferencia./Foto: LVC

Alcaide ha comenzado abordando el libro La gran transformación. Así, ha explicado que los cambios en la sociedad se producen a tal velocidad que se provoca la metáfora del “cangrejo ermitaño que sale de una concha para meterse en otra”. Ésta se explica en que los distintos estamentos de la sociedad “se están vaciando de contenido”. Por ejemplo, “los gobiernos tienen poder pero no capacidad para ejecutarlo”. Así, el sociólogo ha citado varios ejemplos en los campos de la educación o gasto público, entre otros.
La situación descrita por Alcaide tiene consecuencias sociales y antropológicas, donde priman la precariedad y la pobreza. Esto crea frustración y problemas de carácter social, relacional y familiar. Por tanto, ha señalado que esto tiene consecuencias sobre tres derechos fundamentales: a la vida, a vivir y el derecho a ser. “Descubrir nuestra vocación y desarrollarla es la clave de la felicidad humana”, ha asegurado. En consecuencia, ha subrayado que, “en nuestra sociedad se está produciendo un grave problema de deshumanización”.
Los límites del sistema actual los ha establecido en tres niveles como son la tecnología, la energía y ecología, y la exclusión y la paz. “Ya ay informes que indican que en un periodo de 30 años una la mitad de los trabajos que existen actualmente desaparecerán y hay que buscar una alternativa”, ha explicado. Con respecto a la energía ha advertido que no se utilizan energías limpias o renovables porque no resultan interesantes para los grandes intereses económicos. Este apartado ha concluido con la aseveración de que “el binomio de la desigualdad y la paz tienen dependencia uno de otro”.
La parte final de la ponencia ha estado dedicada a la lucha por la justicia en la sociedad del “cangrejo ermitaño”. A este respecto ha abordado el principio que los economistas denominan “exclusión imperfecta, para lo que tenemos que sentirnos responsables de lo público y cambiar, por tanto, el individualismo por la comunión”. La participación activa en la economía, a través de sacerdotes de lo social y la virtud cívica; el compromiso sindical como responsabilidad moral; y el consumo como responsabilidad personal y social, a través de la educación de los deseos, el respeto al entorno y las condiciones del trabajo han sido los aspectos sobre los que han versado las conclusiones de Alcaide.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here