Manuel Marvizón: "Llevo siempre en la cartera a la Quinta Angustia"


El compositor sevillano explica el cariño tan especial que siente hacia la titular mariana de la corporación de la iglesia de la Merced y subraya que es una "maravilla" ser el padrino de la Virgen

“Soy padrino de dos personas chiquitas, hijos de amigos, a los que quiero con locura, pero ser padrino de la Virgen de la Quinta Angustia es una chulería”. Con este estilo directo explica Manuel Marvizón, en el transcurso de una entrevista concedida a la revista El Relicario Cofrade, lo que supone para él la imagen a la que su prohermandad rinde culto en la iglesia de la Merced y que, en breve, recibirá la marcha que le ha dedicado el músico hispalense, quien ha reconocido que siempre lleva en la cartera la fotografía de la María Santísima de la Quinta Angustia.

Marvizón
María Santísima de la QUinta Angustia./Foto: Prohermandad de la Quinta Angustia

Marvizón no duda en resaltar la importancia que tuvo para él ser el padrino de la Virgen y señala que “ese día para mí fue impresionante, un momento muy emocionante”. Así, el compositor confiesa que “siempre llevo en la cartera a la Virgen de la Quinta Angustia, con fotografías que manda mi amigo Rafael Jaén, cada vez que la visten. Entonces sustituyo la que tengo antigua por la nueva y va siempre conmigo”. Por ello, explica que “es como esa imagen de tu madre a la que ves la cara todos los días y te da dos besos. Es esa misma sensación”.
Finalmente, el autor de marchas tan conocidas como Madre Hiniesta, Azul y Plata, Candelaria o Esperanza subraya que crear una pieza para la Quinta Angustia “es lo menos que puedo darle”. Por ello, enfatiza que “le puedo ofrecer el amor que siento por mis hijos, mis amigos, el ser un buen cristiano, pero mi pequeño tesoro es mi música y hacer lo mejor para ella”. Quinta Angustia Mercedaria es el título de la composición de la que ya se han podido escuchar algunas de sus notas, interpretadas al piano por el artista sevillano, gracias al que la corporación de la iglesia de la Merced acrecienta un acervo patrimonial que está experimentando un notable crecimiento.