El complicado paso por las calles aledañas a carrera oficial


La imposibilidad que tienen los pasos del Desconsuelo y la Cena para transitar por Manríquez y Caño Quebrado dan muestra de la complejidad y el esfuerzo que tendrán que realizar las cofradías

El palio del Desconsuelo en Manríquez, donde la anchura de la parte superior y el baquetón impiden su paso./Foto: LVC
El palio del Desconsuelo en Manríquez, donde la anchura de la parte superior y el baquetón impiden su paso./Foto: LVC

El resultado negativo de la prueba, que esta semana realizaba la hermandad del Santo Sepulcro con su paso de palio por la calle Manríquez, ha dado muestra de la complejidad del discurrir por determinadas calles del entorno de la Catedral. Así, la corporación del Viernes Santo accederá por la calle San Fernando al palquillo de entrada de la carrera oficial, establecido en la Puerta del Puente. Este era el itinerario acordado por las cofradías del Viernes Santo, si bien, ante la opción planteada por la vocalía de estación de penitencia de la Agrupación, los responsables del Sepulcro, pese a sus dudas sobre el paso por dicha vía, accedieron a probar esta alternativa que, finalmente, no ha dado frutos.
El del Sepulcro es el segundo intento fallido en lo que va de año puesto que, con suerte similar, la hermandad de la Cena probaba su tránsito por Caño Quebrado. Se da la circunstancia de que el canasto del misterio del Señor de la Fe no presentaba las mayores dificultades de paso en el punto más estrecho de la vía. Por contra, las irregularidades que presenta la travesía suponían el motivo fundamental. De haberse adaptado a las medidas, la corporación de Poniente habría reducido de forma ostensible parte del itinerario de vuelta que, ahora obliga a recorrer Cardenal González; o bien a comprimir el cortejo y avanzar por el muro sur de la Mezquita-Catedral una vez salgan de carrera oficial. Un entorno complejo que, para solventarlo, no ha servido ni tan siquiera que la cofradía del Jueves santo modificase la parihuela del paso que, si bien accederá por la Puerta de las Palmas, no podrá hacer lo propio por Caño Quebrado.
La estampa del palio de la Virgen del Desconsuelo el Viernes Santo por Manríquez, también quedará inédita. El balcón y el farol existentes en el tramo de calle que se encuentra tras pasar Judá Leví, en dirección al Campo Santo de los Mártires, hacen imposible que quepa el baldaquín que cobija a la dolorosa de Álvarez Duarte. Cabe recordar que, meses atrás, los responsables de la cofradía del Viernes Santo mostraron su preocupación por la resolución de estos aspectos e insistieron en que no debían adoptarse medidas precipitadas. Sea como fuere, la situación actual muestra un escenario complejo para algunas corporaciones que habrán de buscar soluciones alternativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here