Los Dolores mantiene una tradición de generaciones


La hermandad de San Jacinto, con motivo de la festividad de la Presentación del Señor, celebra un piadoso acto en el que todos los niños podrán ser acogidos bajo el manto protector de Nuestra Señora

La hermandad de los Dolores celebrará la festividad de la Presentación del Señor de una forma muy especial, que ya se ha convertido en una tradición generacional. Así, la corporación de San Jacinto volverá a hacer posible que todos los niños, especialmente los nacidos en el último año, sean acogidos bajo el manto protector de Nuestra Señora de los Dolores, recibiendo con ello su protección. Este piadoso acto también se hace extensible a aquellos hermanos, fieles y devotos en general, que así lo deseen. El mismo tendrá lugar entre las 17:30 y las 19:00.

Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Hermandad de los Dolores
Nuestra Señora de los Dolores./Foto: Hermandad de los Dolores

La cofradía, que durante estas fechas da inicio a los diferentes preparativos para la estación de penitencia del Viernes Santo, vuelve a dar muestra de la labor que desarrolla en parcelas muy diversas. Prueba de ello se constataba, en fechas recientes, con la entrega a Cáritas diocesana la cantidad de 6.046,51 euros. Entregada por una representación de la comisión organizadora del 50 aniversario de la coronación canónica de Nuestra Señora de los Dolores, la cifra era el resultado obtenido en los distintos actos benéficos organizados desde marzo de 2015 para celebrar este aniversario. Así, Con la entrega de esta cantidad económica, se cumple lo anunciado en la presentación de los actos de este cincuentenario, donde se informó de que la obra social del mismo sería Cáritas, como reconocimiento a la labor que la institución realiza en favor de las personas en situación de exclusión social.
El apartado benéfico de la corporación no se ha detenido en ese punto concreto, sino que, además, el periodo navideño sirvió para que la hermandad incidiese aun más en el mismo. Mientras que en el plano cultual, a la cofradía aguardan meses muy intensos en los que tendrán lugar las solemnidades de sus titulares que culminarán en el Viernes de Dolores, donde la estampa de los devotos ante la Señora volverá a reeditarse en una tradición que se transmite de generación en generación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here