Si San Pablo regresara, se haría cursillista de cristiandad

160

El movimiento eclesial ha celebrado la festividad de la Conversión del apóstol, quien fue declarado por el Papa Pablo VI patrón del Movimiento de Cursillos de Cristiandad

El fundador del Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC) y que fuera obispo de Mallorca, Juan Hervás, alentaba a los cursillistas con palabras sobre San Pablo. En las mismas alentaba a los miembros de esta realidad eclesial, señalando que “había oído decir por labios autorizados, que, si San Pablo regresara, se haría cursillista de cristiandad”.A ello, el prelado sumaba otra afirmación que radicaba en que si la vuelta del apóstol se produjese y “por los caminos de España para predicar el Evangelio, los que lo seguirían con más entusiasmo serían los miembros del MCC”.

Cursillistas en la festividad de la Conversión de San Pablo./Foto: LVC
Cursillistas en la festividad de la Conversión de San Pablo./Foto: LVC

Estas palabras han estado muy presentes en la celebración de la conmemoración paulina. Así, desde MCC se ha querido poner de relieve, además, la figura del Papa Pablo VI, bajo cuya autoridad se declaró patrón de Cursillos a San Pablo, el día 14 de diciembre de 1963. Por ello, desde el movimiento cordobés se ha querido poner en valor la figura de su protector, cuya “su vida y testimonio suponen un ejemplo para todos”. Asimismo, se ha indicado que “en nuestro movimiento, hemos vivido en nosotros mismos y hemos presenciado muchas conversiones”. Para sostener esta afirmación se ha explicado el ejemplo de “muchas las personas a las que ha llamado el Señor a través de un Cursillo de Cristiandad; a los que ha envuelto esa luz del cielo que percibió el Apóstol de los gentiles; que de la misma manera han caído en el camino de su vida y cuando Jesús el Nazareno les ha hablado, les ha dicho: levántate que quiero que dejes tu ceguera porque te he elegido para que vieras al justo y oyeras su voz y para ser testigo de los que has visto y has oído”.
Finalmente, otro de los aspectos que se han puesto en valor radica en que “esta celebración anual, nos hace caer en la cuenta de nuestra misión evangelizadora, nos remueve por dentro y nos hace mirar a aquel Apóstol que hizo tantos viajes”. Todo ello sin olvidar que han de enfrentarse, al igual que San Pablo, a la incomprensión, incomodidad y persecución. Sin embargo, se subrayan las virtudes que ha de tener todo cursillista, la perseverancia para dar a Cristo a los demás. De este modo concluyen con el ejemplo de Pablo que “nos enseña que Cristo es el centro y a Pablo nadie lo aparta de ello. Sabemos que nuestro horizonte es la evangelización: Id por todo el mundo y predicar el Evangelio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here