El palio de Francisco Pérez Artés

24

La hermandad de la Sentencia culminará, junto al bordador cordobés, un proceso que se ha prolongado durante un cuarto de siglo y que comenzaba con la realización de la bambalina frontal

El palio de María Santísima de Gracia y Amparo tendrá su colofón en la Semana Santa de 2020, cuando Francisco Pérez Artés entregue el manto de la Virgen. Éste era presentado por la corporación de San Nicolás en fechas recientes y su diseño se debe a Rafael de Rueda. Tras alcanzar un acuerdo con el bordador cordobés, la relación del mismo y la cofradía dará como fruto la materialización de uno de los grandes proyectos de la Semana Santa contemporánea.

Pérez Artés
Palio de María Santísima de Gracia y Amparo./Foto: Hermandad de la Sentencia

Primero el sevillano Antonio Garduño y, tras su desaparición, el cordobés Rafael de Rueda han sido los diseñadores de cabecera de la corporación de San Nicolás. A estos hay que sumar un denominador común, Francisco Pérez Artés. Así, en 1995 se estrenaba el bordado exterior de la bambalina frontal del palio que, en oro fino, realizaba el artista. Como desde la propia hermandad se señala, el alto coste de este trabajo propició que, durante los siguientes años, está centrara sus esfuerzos en otras prioridades dirigidas fundamentalmente al cortejo penitencial. Será en 2001 cuando se retome el ambicioso proyecto con el bordado de la bambalina trasera; en 2003 se bordarían las caídas laterales; en 2004, se realiza el bordado completo de las cuatro interiores; y, en 2007, se estrenaría el techo en cuya Gloria se reproduce en sedas de colores la Virgen de la Alegría, representada en el mural de su ermita.
El manto que vestirá el Lunes Santo de 2020 a la Virgen de Gracia y Amparo completará un ambicioso proyecto, que se ha desarrollado en paralelo al crecimiento que ha experimentado la hermandad de la Sentencia. El mismo no se ha producido solamente a nivel patrimonial, sino que ha tenido su correlato en el ámbito humano que la ha convertido en una de las cofradías con mayor cortejo de nazarenos de la ciudad. Un trabajo perseverante, en el que Pérez Artés ha sido parte importante, como se refleja, además del palio, en la voluminosa túnica de los dragones que realizaba en 2016 para el Señor de la Sentencia.

1 Comentario

  1. Enhorabuena a la Cofradía por dejar el trabajo en Córdoba. Ya que sus ingresos provienen de cordobeses, en la medida de lo posible deben revertir en la sociedad cordobesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here