Dos ataques a la Virgen en Palma del Río en 25 meses


El robo perpetrado a la patrona de la localidad supone la segunda agresión a una imagen sagrada, tras el incendio provocado contra la Virgen de la Piedad

Dos grandes devociones palmeñas, las de las vírgenes de Belén y la Piedad, han sufrido sendos ataques en el plazo de dos años y un mes. Así, los daños causados a la patrona de la localidad, un dedo roto, el brazo partido del Niño y la sustracción de varios enseres, reproducen a menor escala los que recibió la Virgen de la Piedad.
El 5 de diciembre de 2014, la titular de la hermandad de Jesús Nazareno de Palma del Río quedaba completamente destruida, tras producirse, en su capilla, un incendio provocado que dejaba imágenes impactantes. La apertura del Hospital de San Sebastián, con motivo de la celebración del mercado navideño, otorgaba a los autores del terrible acto la oportunidad de quemar a la imagen. La conmoción fue enorme en el municipio, si bien la respuesta fue inmediata y la Virgen fue restaurada en apenas cuatro meses. El autor de la misma fue el artista local, Manuel Jacob Quero, mientras que la nueva corona se debió al Manuel de los Ríos, de Orfebrería Andaluza.
En el caso actual, el de María Santísima de Belén, las reacciones no se han hecho esperar. Así, el Partido Popular de Palma del Río no ha tardado en posicionarse, tras los actos acaecidos en la tarde de este pasado domingo con la imagen de la María Santísima de Belén Coronada. Y es que la patrona de la localidad sufría el robo de la corona y varios enseres, además de romperle un dedo y partir un brazo a la talla del Niño Jesús. Por ello la formación política local ha subrayado que “estos actos suponen un duro golpe para la hermandad y para todo el pueblo de Palma del Río”, mientras que ha mostrado una enérgica condena.

Palma del Río
María Santísima de Belén./Foto: Hermandad de Belén

Los populares han querido mostrar “su más absoluta repulsa hacia los actos vandálicos cometidos contra la imagen de la Virgen de Belén Coronada y el Niño”. Así, en la nota emitida se ha puesto de relieve el profundo pesar que han producido los daños causados a las dos imágenes y los robos de varios ornamentos. Los mismos “no solamente suponen un perjuicio económico para la hermandad de la Virgen de Belén Coronada, sino también un duro golpe sentimental”. Como se indica, éste varapalo “se hace extensible al resto de los ciudadanos de Palma del Río”.
Finalmente, desde las filas del Partido Popular de Palma del Río se muestra total confianza en que las fuerzas de seguridad resuelvan este caso y recuperen los objetos robados. Asimismo, se ha expresado el deseo de que este tipo de actos contra el patrimonio religioso e histórico de la ciudad “no se repitan en el futuro”. De hecho, la devoción hacia esta advocación es centenaria y supone un acervo identitario del máximo nivel. Asimismo, la valía de la talla de la actual Virgen de Belén está fuera de toda duda, ya que la misma fue realizada por el prestigioso imaginero onubense, afincado en Sevilla, Sebastián Santos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here