De Málaga a Moguer. La historia de una corona cordobesa

113

El conocido orfebre cordobés realiza una corona para Nuestra Señora de la Soledad de Moguer, basada en un diseño para la Virgen de la Victoria de Málaga que no llegó a ser ejecutado

El afamado orfebre cordobés Manuel Valera continúa presentando, durante estas semanas, algunos de los trabajos que serán estrenados en la próxima Semana Santa. Uno de los más interesantes es la corona que ha realizado para Nuestra Señora de la Soledad de la localidad onubense de Moguer. La misma está basada en un diseño para la Virgen de la Victoria de Málaga, que no llegó a ser ejecutado.

Corona realizada por Manuel Valera para la Virgen de la Soledad de Moguer
Corona realizada por Manuel Valera para la Virgen de la Soledad de Moguer

La singularidad de esta pieza radica en que, en su concepción original, fue diseñada por Tomás Jerónimo de Pedrajas para la hermandad de Nuestra Señora de la Victoria de Málaga, aunque nunca llegó a ejecutarse. No obstante, el dibujo original se halla en el Museo de Bellas Artes de la capital de la Costa del Sol y ha servido al taller que dirige Valera para inspirarse en la composición de la base de su canasto, para completar una pieza que está elaborada en plata sobredorada. Pedrajas nació en Córdoba, el 17 de octubre de 1690. Estuvo casado con la hija de Teodosio Sánchez de Rueda, quien realizara el retablo del altar mayor de la iglesia cordobesa de la Compañía. En 1719 es admitido en la Hermandad de los Plateros y, a partir de ese momento, elabora obras como la custodia de Espejo, si bien centra gran parte de sus esfuerzos en la arquitectura. El artista crearía la traza de la iglesia de Fernán-Núñez y la de la portada y tabernáculo de San Hipólito de Córdoba, el dibujo de las yeserías de la iglesia de la Asunción de Priego o la sacristía de la Cartuja de Granada. En la capital nazarí va a ser nombrado platero de la Catedral y a su taller cordobés llegarían encargos de distintos rincones de la geografía andaluza. Muere el 19 de Marzo de 1757.
La pieza que ha realizado valera continúa, por tanto, con la mejor tradición de artistas cordobeses, dedicados a la orfebrería que ha culminado en una interesante obra que es fiel reflejo de ello. A ello hay que sumar la reciente presentación del senatus de la hermandad de la Merced, cuyo mástil se debe a su autoría y parte un vasto estudio histórico-artístico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here