La Victoria estrenará la cuaresma vestida de hebrea por primera vez


El grupo de devotos que dirige Jesús Monserrat celebra la sabatina mensual a la Virgen realizada por Antonio Labrador, en la parroquia de Santa Beatriz de Silva

La felicitación que el grupo de devotos de María Santísima de la Victoria lleva a cabo cada mes, se ha celebrado en el marco del fin de semana dedicado a la Infancia Misionera. La capilla que ocupa actualmente la dolorosa ha acogido la celebración de una sabatina, donde, a las plantas de la imagen, se realizan oraciones y alabanzas a la Santísima Virgen. La talla de Antonio Labrador presentaba el mismo aspecto que el pasado mes de diciembre cuando tuvo lugar su besamanos, con el terno de saya dorada y manto color salmón, así como la diadema cedida por la hermandad del Perdón. El mismo lo lucirá hasta que llegue cuaresma, cuando la Virgen de la Victoria se presentará vestida por primera de hebrea.

María Santísima de la Victoria./Foto: Joaquín Gómez
María Santísima de la Victoria./Foto: Joaquín Gómez

Desde su grupo de devotos, en la figura de Jesús Monserrat, se ha querido subrayar, de nuevo, el agradecimiento a la corporación de San Roque por “la cesión realizada para esta época en la que la dolorosa ha lucido sus mejores galas”. Éstas han podido apreciarse durante el acto cultual, en que se ha llevado a cabo el rezo del santo rosario, en el que se ha procedido a la meditación de los misterios gloriosos correspondientes a la jornada del actual tiempo litúrgico. Cabe destacar que, durante la celebración, se ha hecho especial hincapié en el hecho de que, durante el presente año, se celebra el 25 aniversario de la consagración de la parroquia de Santa Beatriz de Silva, así como el centenario de las apariciones de Fátima. Por ello, desde la comunidad se ha convocado a fieles y devotos a participar para realzar el culto a María Santísima de la Victoria.
La celebración eucarística ha contado, además, con una mención específica a la celebración del fin de semana de Infancia Misionera. Por ello, se ha recordado que los miembros de la Iglesia están llamados a ser “pescadores de hombres”. Y se ha animado al grupo de devotos de la Victoria a que sirva de instrumento para evangelizar y llevar la Palabra a la feligresía. Una celebración, por tanto, que viene a afianzar la raíz de esta devoción emergente en torno a esta imagen mariana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here