Dos meses intensos para la hermandad de las Lágrimas


La corporación del Parque Figueroa afronta, desde principios de febrero, una intensa agenda de ensayos, certamen de marchas procesionales y la primera salida procesional con nazarenos

La hermandad de las Lágrimas se prepara, durante estos días, para acometer dos meses cargados de actos y preparativos que desembocarán en la salida procesional del Sábado de Pasión. Así, la corporación del Parque Figueroa realizará, a partir del mes de febrero, la igualá y ensayos de la cuadrilla de la Virgen de las Penas, su segundo certamen de bandas y continuará con las labores encaminadas a su primera salida procesional con nazarenos.

hermandad
Santísimo Cristo de las Lágrimas durante su vía crucis./Foto: Hermandad de las Lágrimas

A finales de 2016, la corporación de la parroquia de la Asunción elegía a su actual hermano mayor, Rafael Murillo. Con la llegada de éste al cargo la cofradía ha continuado con una clara labor de consolidación que aspira, entre diversos sus proyectos, a formar parte de la Agrupación de Hermandades y Cofradías. Entre tanto, la hermandad prosigue con una serie de actividades que completarán una nutrida agenda. La primera cita tendrá lugar el domingo 5 de febrero a las 18:00, en el templo de la plaza de la Marina Española. Así, los días 5 y 12 de marzo se desarrollarán los dos ensayos programados, a las 17.00 en la calle de la Junta de San Rafael de la Albaida.
El mes de febrero tendrá otra cita de relevancia. Y es que la hermandad organiza su segundo concierto de bandas solidario, en el que participarán las formaciones de Nuestra Señora de la Salud, Caído y Fuensanta y Sagrada Cena de Córdoba, a demás de la agrupación musical Maestro MPL de Almodóvar del Río. El certamen comenzará a partir de las 12:30 en el CEPI Tirso de Molina, ubicado en la plaza de la Marina Española.
Finalmente, la corporación que dirige Rafael Murillo también se halla inmersa en un preparativo muy especial, que viene a marcar las líneas maestras de la cofradía. Se trata de la primera salida procesional con los hermanos vistiendo el hábito nazareno. Un proyecto que profundiza en el deseo que ya establecía el propio hermano mayor, al señalar que componen una “hermandad humilde, que no pone por encima de todo salir a la calle, que es el fin último de las cofradías, pero ahora nos interesa más el trabajo diario, en el barrio y estar comprometidos con la parroquia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here