La Sangre lleva la mejor música a los niños


La corporación llega a un acuerdo de colaboración con el Centro de Atención Infantil Temprana de la UCO para impartir un taller de musicoterapia a pequeños de entre cero y seis años

La hermandad del Císter comienza esta semana una nueva andadura en el recorrido de su obra social. Concretamente, la corporación radicada en Capuchinos ha llegado a un acuerdo de colaboración con el Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) de la Universidad de Córdoba (UCO) para impartir un taller de musicoterapia a niños de entre cero y seis años que padecen trastornos de desarrollo. Una actividad que no es ajena a la cofradía de la Sangre puesto que, con características similares, ya la han venido realizando en el Hospital Universitario Reina Sofía (HURS).

niños
Nuestro Padre Jesús de la Sangre./Foto:LVC

La corporación ha llegado a un acuerdo de colaboración con el CAIT para llevar a cabo este taller, cuyas sesiones tendrán lugar todos los miércoles, a las 19:00, a partir de este día 18 de enero. La primera reunión informativa se llevaba a cabo en las dependencias del propio centro de atención infantil el pasado miércoles 11 de enero, mientras que la profesora encargada de desarrollar la actividad volverá a ser Raquel Aliaga como ya lo hiciese en el HURS. De esta manera, la hermandad amplía el alcance de su proyecto, Música para Ángeles, que forma parte de su interesante obra social.
Este proyecto nacía el pasado mes de junio con vocación de colaborar con la Unidad de Motivaciones Emocionales del Hospital Materno Infantil Reina Sofía de Córdoba, mediante un taller de música para hacer más agradable y llevadera la estancia de los niños ingresados en el Centro. Y es que la la musicoterapia, dirigida a los niños, consiste en el uso de la música y de las actividades musicales en un contexto terapéutico con el objetivo de estimular, mejorar o recuperar el correcto desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional de éstos. Así, en una sesión de musicoterapia, mientras el pequeño la realiza cantando y tocando instrumentos, el musicoterapeuta pretende conseguir que sea capaz de mantener la atención, que articule mejor las palabras o que construya las frases correctamente. También se puede fijar el objetivo de controlar la hiperactividad del niño, mejorar la conducta o aumentar la autoestima en situaciones emocionalmente difíciles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here