Rafael de Rueda realiza su primer manto para Córdoba


La hermandad de la Sentencia presenta el diseño del que será el futuro manto de María Santísima de Gracia y Amparo, realizado por el diseñador cordobés en consonancia con el palio de Garduño

La ermita de la Alegría, uno de los enclaves carácterísticos de la hermandad de la Sentencia, ha acogido en la noche de este martes la presentación del diseño del que será el futuro manto de María Santísima de Gracia y Amparo. Se trata de una obra realizada por el diseñador cordobés Rafael de Rueda quien, pese a su amplia producción tanto en la capital, verá por primera vez materializada una pieza de este tipo en la capital.

Manto de Gracia y Amparo , diseñado por Rafael de Rueda
Manto de Gracia y Amparo , diseñado por Rafael de Rueda

Con varios años por delante para su elaboración, entre tres y cuatro ha señalado el hermano mayor José Antonio Salamanca, el manto que vestirá a la titular mariana de la cofradía de San Nicolás se enmarca dentro de los cánones estilísticos que han definido a la corporación durante las últimas décadas. En la pieza puede apreciarse cómo De Rueda ha sabido interpretar las líneas que inspiraron a Antonio Garduño para diseñar las bambalinas y el techo de palio. No obstante, la simetría del diseño, así como la disposición del nutrido número de elementos recuerda la influencia juanmanuelina que ha caracterizado y encumbrado al artista cordobés en lugares tan importantes como Sevilla, donde llevó a cabo la recuperación del manto de la Virgen de las Lágrimas de la hermandad de la Exaltación.
Una de las curiosidades con las que ha contado la presentación de este magno proyecto ha sido que el manto dispuesto a escala real, por lo que los asistentes han podido apreciar con nitidez la dimensión y una primera aproximación sobre cómo serán los volúmenes de una obra que se circunscribe a los cánones clásicos que caracterizan a la corporación de San Nicolás. La caída del manto, así como el nacimiento de los exornos florales que confluyen en una composición de marcado carácter barroco y dentro de los cánones costumbristas. Con elementos vegetales profusos, Rafael de Rueda ha recordado en su intervención la relación que le.une a la hermandad y ha explicado el proceso creativo, poniendo de relieve la figura de Antonio Garduño y las remiscencias regionalistas de finales del.siglo XIX. Cabe recordar que el artista cordobés ya realizó otra pieza de estas características para la archicofradía de la Virgen de la Sierra de Cabra, con motivo desu coronación canónica. A ello hay que sumar que no se trata de la primera pieza que realiza para la hermandad de la Sentencia, ya que la pasada Cuaresma se estrenaba la “túnica de los dragones” para el Señor realizado por Martínez Cerrillo. La misma causo también gran expectación y un magnífico resultado.