El Papa pronostica cómo será 2017


El mensaje del Sumo Pontífice durante el rezo del Ángelus insiste en que la paz "se construye diciendo no con los hechos, al odio y la violencia, y sí a la fraternidad y la reconciliación"

El Papa Francisco ha realizado su vaticinio para 2017, un año que “será bueno en la medida en que cada uno de nosotros, con la ayuda de Dios, busque hacer el bien, día a día”, ha señalado en su mensaje del Ángelus en el primer día de enero. Asimismo, el mensaje emitido por Su Santidad ante los fieles congregados en la plaza de San Pedro ha insistido en que la paz “se construye diciendo no con los hechos, al odio y la violencia, y sí a la fraternidad y la reconciliación”.

sociedad
El Papa Francisco durante la homilía en la basílica de San Pedro./Foto: LVC

La jornada en que se inauguraba el año ha sido muy intensa para el Sumo Pontífice que, en la celebración de Santa María, Madre de Dios, emitía un mensaje esperanzador, en torno a la maternidad de la Virgen. “En María el Verbo aprendió a reconocer la ternura maternal”, con estas hermosas palabras se ha expresado Francisco para asegurar que, “en María, Dios nos dio el calor materno que permite que nada ni nadie apague en el seno de la Iglesia la ternura que nos dio su Hijo”. Asimismo, ponía de relieve que “la orfandad espiritual que vive en el alma aparece cuando nos olvidamos que la vida ha sido un regalo y se la debemos a otros”. La falta de sentido de pertenencia nos lleva a degradar la tierra porque no nos pertenece, a los otros porque no son parte de nosotros, a Dios puesto que no le pertenecemos y a nosotros mismos”. Todo esto conduce al mismo final que llevó a Caín a actuar contra su hermano, del que no se sentía responsable. Por tanto, Su Santidad ha concluido afirmando que “celebrar la fiesta de la Santa Madre de Dios nos recuerda que somos hijos, familia y pueblo de Dios. No somos mercancía intercambiable”.
Posteriormente, el mensaje del Papa Francisco durante el Ángelus ha subrayado la importancia capital de la paz cuando se cumple medio siglo de la jornada que instaurara Pablo VI para cada 1 de enero “para reforzar el empeño común de construir un mundo pacífico y fraterno”. Por ello, el Papa ha manifestado que “en el mensaje de este año he propuesto asumir la no-violencia como un estilo hacia una política de paz”. Afirmaciones que entroncaban con el mensaje preparatorio para este evento. En el mismo, Francisco aseguraba que “la no violencia practicada con decisión y coherencia ha producido resultados impresionantes”, y ponía de relieve los éxitos obtenidos por Mahatma Gandhi y Khan Abdul Ghaffar Khan en la liberación de la India, y de Martin Luther King Jr. contra la discriminación racial”. En este sentido, Su Santidad explicaba que “las mujeres son frecuentemente líderes de la no violencia, como, por ejemplo, Leymah Gbowee y miles de mujeres liberianas, que han organizado encuentros de oración y protesta no violenta (pray-ins), obteniendo negociaciones de alto nivel para la conclusión de la segunda guerra civil”. Tampoco olvidaba el Pontífice el papel de la Iglesia, que se ha comprometido en el desarrollo de estrategias no violentas para la promoción de la paz en muchos países, “implicando incluso a los actores más violentos en un mayor esfuerzo para construir una paz justa y duradera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here