Un Belén con casi 1.000 visitas diarias


La Asociación Familiar Club Alcorce, cuyo Nacimiento situado en la calle Manríquez ha obtenido el tercer premio en 2016, mantiene una media diaria que supera las 800 personas

En pleno corazón del casco histórico cordobés, y a apenas unos metros de la Catedral, el Belén de la Asociación Familiar Club Alcorce recibe casi un millar de visitas diarias. El perfil de las personas que se detienen a contemplar el nacimiento es multicultural, ya que se hallan representadas numerosas nacionalidades, debido a la situación geográfica del enclave donde está ubicado que es la zona turística de Córdoba por excelencia.

Visitantes del belén del Club Alorce./Foto: Diócesis de Córdoba
Visitantes del belén del Club Alorce./Foto: Diócesis de Córdoba

El Club Alcorce está de enhorabuena puesto que en 2016 ha sido la primera vez que este Belén ha participado en el concurso, obteniendo un galardón que viene a premiar la calidad del mismo. Un proyecto que ha sido muy trabajado durante estos últimos meses, como quedaba reflejado en la conferencia que acogió la sede de la asociación en Manríquez el pasado mes de noviembre. Ésta sirvió para mostrar el estado en que se hallaban los trabajos, tras la ponencia realizada por el profesor e historiador, Antonio García-Atance. Bajo el título, Historia del belenismo y su desarrollo, en la misma explicó que Italia es la cuna del belén como lo conocemos actualmente, ya que su precursor fue San Francisco de Asís. En el siglo XVIII, Felipe V sería el primer belenista de España.
Alcorce es un colectivo orientado a chicos entre 10 y 18 años que ofrece actividades, adaptadas a los distintos tramos de edad de sus miembros, durante las tardes, los fines de semana y en los periodos no lectivos. El proyecto educativo de esta realidad eclesial integra todos los aspectos de la persona. Como se señala desde la misma, el objetivo es “ayudar a las familias para que los niños potencien sus aptitudes de liderazgo, forjen su carácter, desarrollen su espíritu crítico frente a la realidad que les rodea, sean constantes en el esfuerzo para conseguir un objetivo y aprendan a respetar el medio ambiente”. En definitiva “la finalidad principal es hacer de los socios personas responsables en su estudio, gente que disfrute con el deporte y sepan divertirse con sus amigos”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here