Un premio para invertir en el futuro

32

La hermandad de la Paz pone en marcha la campaña papeleta solidaria, para que lo agraciados con el reintegro del sorteo de Navidad no hagan efectivo el cobro de la misma

La suerte va por barrios, reza el dicho, y en Capuchinos esta Navidad puede resultar afortunada y tener un fin solidario. Un premio que puede servir para invertir en el futuro de la hermandad de la Paz, ya que la corporación ha iniciado una campaña para que lo agraciados con el reintegro de la Lotería de Navidad, donde el número que jugaba la cofradía resultó premiado, no hagan efectivo el cobro de éste y los beneficios vayan destinados a la obra social de la coronación de la Virgen.

futuro
Enrique Aguilar depositando su papeleta en la urna para la obra social de la coronación./Foto: LVC

51.893. Éste es el número cuyo destino final puede servir para llevar una buena dosis de solidaridad a las personas más necesitadas. “Sé solidario y dona tu papeleta” ha sido el lema escogido por la cofradía que, desde que el obispo diera el visto bueno al inicio de los trámites para la coronación de María Santísima de la Paz y Esperanza, ha tenido muy presente este apartado de su tarea de cara a este proyecto de futuro. La respuesta obtenida ha sido inmejorable y en la jornada de este martes 27 de diciembre se han depositado más de 150 papeletas premiadas, entre las que se hallaban las de la junta de gobierno con su hermano mayor a la cabeza. Así, en relación a este gran proyecto Enrique Aguilar, no dudaba en poner de manifiesto que debían ponerse a trabajar y aseguraba que iban a “redoblar esfuerzos en todos los ámbitos que la coronación implica”. Por ello para Aguilar, no solo se trataba de recoger firmas, sino que “hay que planificar y profundizar tanto en la labor pastoral como la relativa a acción social”. Hecho que le instaba a subrayar la alegría y la responsabilidad que este proceso implica.
La obra social de la corporación del Miércoles Santo mira al futuro y ocupa diversos ámbitos como la colaboración con la labor que desarrollan los frailes capuchinos. Además, la bolsa de caridad supone otro de los activos más importantes en este campo. Durante todo el año se recogen alimentos no perecederos y útiles de aseo, especialmente durante el reparto de papeletas de sitio, cultos, ensayos solidarios de costaleros, cabe recordar que estos se hicieron donantes de órganos en la Cuaresma de 2015, así como el concierto solidario de Navidad. Estos alimentos son repartidos posteriormente entre Cáritas parroquial de San Miguel y la Asociación Española Contra el Cáncer. En la reciente campaña navideña, la labor del grupo joven ha sido determinante y, tras el premio obtenido con la lotería, podrá darse un nuevo impulso a este apartado imprescindible para comprender el carisma de la cofradía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here