El último besamanos del año


La archicofradía de la Virgen de la Sierra desarrolla durante las fiestas un nutrido programa de celebraciones cultuales, completadas con un concierto de villancicos que tendrá lugar en su santuario

La celebración del nacimiento de Jesús trae consigo el último besamanos del año en Cabra. La exposición, por medio del piadoso acto, del Niño Jesús de María Santísima de la Sierra a los fieles ha dado inicio a un nutrido programa de celebraciones cultuales por parte de la archicofradia de la Subbética. Éstas serán completadas con un concierto de villancicos que tendrá lugar en su santuario en la festividad de los Santos Inocentes.

Niño Jesús de la Virgen de la Sierra./Foto: Archicofradía de la Sierra
Niño Jesús de la Virgen de la Sierra./Foto: Archicofradía de la Sierra

El día en que se celebraba la Natividad del Señor, la corporación que rinde culto a la patrona de Cabra comenzaba una semana marcada por diversas celebraciones litúrgicas que han llenado de devoción el santuario de María Santísima de la Sierra. La misa de este domingo, unida a la exposición en besamanos del Niño Jesús que porta la alcaldesa perpetua de la localidad, han llenado de alegría el templo, abarrotado de fieles, que acogerá otros dos actos significativos durante los próximos días. Estos vendrán a dar testimonio del arraigo que la gran devoción de la Subbética posee entre sus habitantes y el desarrollo de la misma, durante este tiempo litúrgico tan señalado.
La siguiente celebración programada reflejará el carácter alegre de estas fiestas, ya que se trata de la interpretación de un concierto de villancicos. Así, el miércoles 28 de diciembre a partir de las 20:00 en el santuario, los mochileros de Gaena y de la cofradía de la Soledad de Cabra cantarán composiciones propias del tiempo litúrgico a la Santísima Virgen. Los actos litúrgicos encontrarán su colofón con la llegada del día de año nuevo. En la jornada del 1 de enero, con motivo de la festividad de Santa María, Madre de la Iglesia, la archicofradía llevará a cabo esta solemnidad por medio de la dedicación de una misa en honor a María Santísima de la Sierra. La eucaristía, que tendrá lugar en el santuario a las 13:30, culminará la Navidad en la Sierra.