El Belén ilumina la Mezquita-Catedral


La representación del nacimiento de Jesús ya se halla dispuesta en las naves del conjunto monumental, donde ha sido bendecida por el obispo tras la celebración de la misa concelebrada por el Cabildo

El belén, con la plenitud de su significado religioso y cultural, ilumina ya las naves del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba. Y es que la representación del nacimiento de Jesús ya se halla dispuesta en las naves del conjunto monumental, donde ha sido bendecida por el deán-presidente del Cabildo de la Catedral, Manuel Pérez Moya, tras la celebración de la misa.

Acto de bendición del belén de la Catedral./Foto: Cabildo Catedral de Córdoba
Acto de bendición del belén de la Catedral./Foto: Cabildo Catedral de Córdoba

El simbólico acto tenía lugar con la llegada del mediodía de la jornada de Nochebuena, tras la eucaristía en la que concelebraron numerosos canónigos de la Santa Iglesia Catedral. Entre los mismos destacó la presencia del arcediano Fernando Cruz-Conde, del doctor en Teología Bíblica Antonio Llamas, el delegado de Hermandades y Cofradías Pedro Soldado o el recientemente nombrado capitular, Antonio Prieto. La misa estuvo marcada por la solemnidad propia que atañe a las fiestas centrales para los cristianos, que tienen lugar durante estos días. Asimismo, al término de la función, el capitular procedió a la bendición del belén ante un gran número de fieles.
El significado profundo de estos actos era explicado por el obispo obispo en su última carta semanal, en la que reflexionaba sobre el verdadero sentido del nacimiento del Hijo de Dios, ya que “en nuestra sociedad descristianizada, se va evaporando el motivo hondo de la Navidad”. En la misiva del prelado se contenía una certera explicación del sentido cristiano de la Navidad, que dota de contenido a la misma desde su raíz. Por ello, Demetrio Fernández no dudaba en señalar que “el que nace Niño en Belén es el Hijo eterno del Padre, que se ha hecho verdadero hombre en el seno de María Virgen”. En consecuencia, el nacimiento de Jesús implica que viene a “hacernos hijos de Dios, para hacernos hermanos unos de otros”, y así “viene para traernos la paz con perdón abundante para nuestras vidas redimidas”. De ahí que todo ello sea “motivo de gran alegría, y por eso hacemos fiesta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here