El belén sobre las ruinas de un templo pagano


Las figuras napolitanas llegan a España bajo el reinado de Carlos III, quien también fuera monarca de Nápoles, mientras que en Córdoba destaca el de la duquesa de Cardona

ruinas
Detalle del belén napolitano realizado por Miguel A. González./Foto: Rafael Cuevas

Cuentan los napolitanos que el nacimiento de Jesús debe representarse sobre unas ruinas de un templo pagano, puesto que es el símbolo del triunfo de Cristo sobre el mundo antiguo destruido. Por ello, los belenes Napolitanos siempre tienen una columna o un pórtico destruido. La llegada figuras napolitanas a España se produce bajo el reinado de Carlos III, quien también fuera monarca de Nápoles, mientras que en Córdoba destaca el de la duquesa de Cardona.
ruinas
Detalle de un belén de la ciudad de Nápoles./Foto: Rafael Cuevas

El belén de la aristócrata, si bien no ha estado expuesto al público en la capital, sí lo fue mostrado en Madrid en 2014. Éste ha sido restaurado en los últimos años por los cordobeses José Luis Rey y Valeriano Domenech, quienes han montado el de la ermita de la Alegría para la hermandad de la Sentencia en 2015. Como explica el cofrade y florista Rafael Cuevas, el mismo está a la altura de obras tan importantes como las que se hallan en el Palacio Real o el del Museo Nacional de Escultura de Valladolid. Asimismo, Cuevas explica que estos belenes “se caracterizan por ser figuras de terracota o madera, con alma de estopa alambrada, y vestidos con sedas y telas antiguas”. Otra de las singularidades que poseen radica en que, a cada figura, se la conoce por un nombre propio, como la de la pastora de madera del siglo XIX, que estos días se halla expuesta en el centro parroquial Carmen Márquez Criado. La muestra, ideada por el propio Cuevas, puede visitarse hasta el próximo 5 de enero.
En Córdoba destacan los belenes napolitanos que el dorador Rafael Barón expone cada año en su tradicional patio cordobés, habiendo sido el primero en realizar uno en Córdoba para ser expuesto al público con las características ruinas del mismo. Tampoco hay que olvidar el que Pinsapo ofrece al público en la ermita de la Candelaria. Éste se conforma por imágenes realizadas por el reconocido imaginero Miguel Ángel González Jurado, quien las ha ido elaborando con auténtica maestría al modo dieciochesco. El foco principal de producción sigue siendo el barrio de San Gregorio Armeno, en el centro de Nápoles. En Italia sobresalen el gran belén de la Chertosa de San Martino o el del Palacio Real de Caserta. Aquí cada vez con más frecuencia, el espectador podrá apreciar la deslumbrante plasticidad de las obras del antiguo reino español en Córdoba. Eso sí, siempre ruinas de un templo pagano para apreciar el triunfo de Cristo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here