Dos procesiones inéditas para 2017


El año 2017 comenzará con una salida procesional y, cinco meses más tarde, podrá disfrutarse de otra, ambas inéditas. La procesión que abrirá el año será la del Niño Jesús de la Compañía, mientras que la Virgen de los Remedios de San Lorenzo podría ir a la Catedral, coincidiendo con el centenario de las apariciones de Fátima, el 13 de mayo, día de esa festividad.

Procesiones inéditas
Niño Jesús de la iglesia de la Compañía./Foto: LVC

No habrá que esperar para ver una de las dos procesiones que se estrenarán en 2017. Así, el 2 de enero las calles de la feligresía de El Salvador y Santo Domingo de Silos acogerán al Niño Jesús de la Compañía, acompañado por la agrupación musical de la Cena, en un acto surgido del seno de la comunidad parroquial, el colegio de la Inmaculada, la Fundación Santos Mártires y la hermandad del Santo Sepulcro. Se trata de una salida encaminada a fomentar la participación de los pequeños en el seno de la iglesia de la Compañía, que nace con vocación de perdurar en el tiempo. La fecha en que se realiza, festividad del Dulce Nombre de Jesús, deparará a buen seguro un gran número de público en las calles más céntricas de la ciudad. Un valor añadido que invita a pensar en el éxito de este proyecto.
El 13 de mayo la legión de devotos que, cada martes y 13, acude a la iglesia de San Lorenzo para realizar sus peticiones a la milagrosa Virgen de los Remedios podrán hacerlas de una manera diferente y con estampas, hasta ahora, inéditas. Y es que la intención de la comunidad parroquial de San Lorenzo, encabezada por su párroco Rafael Rabasco, consiste en que la venerada imagen pueda ser contemplada por las calles de la ciudad. La salida se incardinaría, además, en el marco de las celebraciones con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal. Un acontecimiento de la mayor relevancia para la diócesis que quedaría reflejado con la presencia de la Virgen de los Remedios en su templo mayor.
Dos procesiones inéditas tendrán lugar en 2017 y, en el desenlace de las mismas, mucho tienen que ver sus respectivas comunidades parroquiales. Una con vocación de permanencia, mientras que la otra servirá para avivar aun más la fe de una ciudad que aguarda un año de grandes cambios en la fisionomía urbana por la que transitarán las hermandades en Semana Santa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here