Nuevas devociones para la Semana Santa cordobesa


En 2016 se han celebrado las bendiciones de tres nuevas imágenes y, a medio plazo, se espera que lleguen los nuevos titulares para la Quinta Angustia, Bondad y la O

Las cofradías cordobesas han asistido, en 2016, a la bendición de tres nuevas imágenes que, a medio plazo, formarán parte del patrimonio devocional de la Semana Santa de la capital. A éstas hay que sumar el encargo del titular cristífero de la prohermandad de la Quinta Angustia y los proyectos, con fecha por determinar, de las imágenes del Señor de la Bondad y el de las Tres Caídas de la O.

nuevas
María Santísima de la Victoria./Foto: Grupo de devotos de la Victoria

La cuaresma del año que concluye dejó dos momentos difícilmente repetibles. El obispo de Córdoba bendecía las imágenes del Cristo de la Oración y Caridad y la del Señor de los Afligidos. Las tallas realizadas por los imagineros de Puente Genil y Morón de la Frontera, Pedro García Velasco y Manuel Martín Nieto, respectivamente, venían a aportar su contribución al rico acervo patrimonial de las cofradías cordobesas. Ello gracias a dos obras de notable calidad artística que, ante todo, reforzarían el carisma espiritual de dos corporaciones emergentes. La prohermandad de Electromecánicas culminaba un proceso imprescindible, tras no conseguir la cesión o adquisición de la talla primitiva. No obstante, la actividad de la Conversión se hallaba consolidada en su barrio, a través de actividades de diversa índole, entre las que destacan las realizadas en torno a sus titulares marianas, la Virgen de Salud y Consuelo y la del Rosario. En el caso de la cofradía de la Presentación al Pueblo, su estatus se reafirmaba con la designación de ésta como hermandad de pleno derecho por parte del prelado de la diócesis, en las mismas fechas en que llegaba el nuevo titular. El mismo ha servido para potenciar aun más la actividad de una corporación que camina, a paso firme, en la feligresía de San Vicente Ferrer, en el popular barrio de Cañero.
La tercera bendición tenía lugar en el mes de mayo. La Virgen realizada por el joven imaginero sevillano Antonio Labrador, María Santísima de la Victoria, era consagrada al culto por parte del párroco de Santa Beatriz de Silva, Juan Diego Recio. Un besamanos con motivo del feliz evento llenaba la parroquia de una devoción que se renovaba, en fechas recientes, con la celebración de los segundos cultos de este carácter que, una vez más, volvían a mostrar el estrecho vínculo que comienza a unir a los feligreses del Parque Azahara con la imagen de la Santísima Virgen.
Para 2018 se aguarda la llegada a la iglesia de la Merced de Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder. Éste se deberá a las gubias de los imagineros cordobeses Juan Jiménez y Pablo Porras, quienes ya esculpieran a María Santísima de la Quinta Angustia. Antonio Bernal es el encargado de realizar, por su parte, la talla del Señor de la Bondad, titular de la prohermandad radicada en la Fuensanta y cuyo moldeado en barro aventura una hermosa imagen. Sin plazos todavía establecidos, la prohermandad de la O también baraja la hechura del que será su titular cristífero, el Señor de las Tres Caídas. Realidades y proyectos que vendrán a enriquecer con nuevas devociones el patrimonio de Córdoba y sus cofradías.