Redención, a través de tres hermandades


Huerto, Estrella y Dolores marcan la Semana Santa de la agrupación musical para 2017, en cuanto a sus actuaciones en la capital cordobesa se refiere

Tres hermandades serán determinantes para la agrupación musical de la Redención. El regreso a la cofradía del Huerto de la formación de la Huerta de la Reina, el aniversario del titular que pone nombre a la formación y la consolidación de uno de los acompañamiento más personales que se recuerdan, como ocurre en la simbiosis que forman la banda y el Cristo de la Clemencia; marcarán la Semana Santa de 2017 para la misma en la capital.

Un componente de Redención coloca la medalla de la hermandad a un niño./Foto: Agrupación musical Redención
Un componente de Redención coloca la medalla de la hermandad a un niño./Foto: Agrupación musical Redención

El primer sábado de Cuaresma del próximo año supondrá uno de los momentos culminantes del 25 aniversario de la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Redención. Será el 4 de marzo de 2017, cuando la formación y la hermandad vuelvan a dar testimonio del vínculo indisociable entre ambas. La agrupación se forma con anterioridad a la llegada de la imagen que realizara Miguel Ángel González Jurado y, desde aquella primera salida frustrada por la lluvia a mitad de la década de 1990, el nombre de Redención se imagina con el rostro del titular y suena a marchas de Moreno Pozo o Barbero Rivas. Además de presidir el Vía Crucis de la Agrupación, otro hecho marcará un hito en la historia de la hermandad, cuando el Señor atraviese los muros catedralicios, acompañado de su banda.
En un enclave relativamente cercano a la Catedral, el Compás de San Francisco, podrá disfrutarse, a buen seguro, de los sones de marchas tan clásicas como Oración, acompañando la salida del Señor del Huerto. El regreso a la que durante prácticamente dos décadas fue su casa, y tras un breve lapso de tiempo, supondrá uno de los puntos de interés del Domingo de Ramos de 2017. La corporación de la Axerquía retoma así el pulso de unos años en que, junto a su titular, la banda que dirige Manuel Luque fraguó un crecimiento que la llevó a ocupar un lugar privilegiado dentro del panorama musical andaluz.
Un espacio que adquiere una personalidad indiscutible en el acompañamiento que la agrupación lleva a cabo el Viernes Santo, tras el Cristo de la Clemencia. En contadas ocasiones, la simbiosis entre un crucificado y una formación de este género musical han ofrecido un resultado tan satisfactorio. Composiciones de un marcado clasicismo, como la inconfundible Desconsuelo de Antonio Moreno Pozo, se aúnan con el andar de una cuadrilla que entiende la elegancia de la música que se ofrenda a la imagen que esculpiera Amadeo Ruiz Olmos. Una muestra más de las que la Semana Santa de Córdoba encuentra para explicar a la agrupación musical de la Redención, a través de tres hermandades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here