Cuatro décadas de entrega a su barrio


La hermandad de Ánimas desarrolla durante estos días su campaña de Navidad, en la que atiende a 30 familias de entre las más necesitadas de la feligresía de San Lorenzo

En la década de 1980 la hermandad del Remedio de Ánimas iniciaba una labor social que se ha prolongado, de forma ininterrumpida, en una muestra de entrega a su barrio. Así, ésta desarrolla su campaña de Navidad, en la que atiende a alrededor de 30 familias de entre las más necesitadas de la feligresía de San Lorenzo, así como a familias de otros puntos de la ciudad.

Barrio
Preparación de alimentos para la entrega./Foto: Hermandad de Ánimas

La corporación del Lunes Santo desarrolla una tarea que no sólo se reduce a esta época del año, sino que a lo largo del mismo también llevan a cabo este carisma solidario. No obstante, en el marco de la campaña navideña, la cofradía hace entrega, a cada una de las familias, de una bolsa, en la que se incluyen productos como legumbres, pasta, huevos, patatas, tomate frito, preparados para guisos, un pollo, chorizo, atún, aceite, leche, mantecados, vino o naranjas, entre otros productos, destinados no solo a los habitantes de su barrio. Además, para los núcleos familiares con niños se añaden potitos, así como más cantidad de leche y fruta. Para paliar otras necesidades que no son alimenticias, la hermandad de Ánimas sortea, a su vez, una cesta de navidad en la que los hermanos donan el contenido de la misma y el beneficio se destina íntegramente a este fin.
“Con este gesto intentamos hacer algo más llevaderas estas fechas a las personas que más lo necesitan”, se subraya desde la cofradía que compatibiliza todos los carismas que le son propios. Cabe recordar, en este sentido, que la hermandad del Remedio de Ánimas se caracteriza, a su vez, por ejercitar una intensa labor cultual que no solo se proyecta en los significados altares de cultos que realiza, sino que viene marcada por la constancia en los mismos y, así, todos los lunes del año celebran una misa dirigida a todos los hermanos. Todo ello para establecer el sello característico de una acción social y espiritual que forma parte de su idiosincrasia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here