El futuro de la Semana Santa, bajo el diseño de Julio Ferreira


El artista cordobés es autor de cuatro proyectos de palio que cobijarán a las vírgenes de la Salud, Piedad, Esperanza del Valle y Amor

En el año 2005, el cabildo de hermanos de la Sagrada Cena daba el visto bueno al proyecto de palio que, para María Santísima de la Esperanza del Valle, había realizado el diseñador cordobés Julio Ferreira. Comenzaba una andadura que ha llevado al artista a trazar, durante los últimos años, los baldaquines que cobijaran a las vírgenes de la Salud, Piedad y, de forma más reciente, la del Amor.
En el caso de la titular mariana de la corporación del Jueves Santo, los trabajos se han materializado parcialmente y el frontal y la trasera de la bambalina, de corte renacentista, ya son una realidad. Esperanza de día y Valle de noche. Bajo esta máxima, que integra la doble vertiente de la advocación de la Virgen que esculpiera Miguel Ángel González Jurado, en 2014, quedaban finalizadas las antedichas piezas que realizara la bordadora cordobesa Mercedes Castro. A ello hay que sumar la parte correspondiente a la ofebrería del palio, que realizara Manuel Valera y que incluye tanto la candelería como las jarras y violeteros.
 

Julio Ferreira
Diseño del la bambalina frontal del palio de la Virgen de la Piedad./Foto: Hermandad del Prendimiento

La geografía artística del Martes Santo encontrará el sello de Julio Ferreira en torno a los templetes de dos dolorosas. La primera de ellas, Nuestra Señora de la Salud, cuenta con el diseño del antedicho creador como con el del vestidor Manuel Jiménez. La idea de la hermandad de la Agonía es que el palio de su dolorosa procesione con algunos de los bordados que están proyectados. Para ello, la corporación lleva tiempo trabajando en este terreno y, además, ha adquirido varias piezas para la estructura del mismo, de cara a que pueda ser acompañada por sus cofrades por las calles de Córdoba, a partir de 2018. Por su parte, otra de las ambiciosas empresas que están definidas es la que llevará a cabo la cofradía del Prendimiento, en relación a las nuevas bambalinas que enmarquen a la Virgen de la Piedad. Una pieza en estilo rococó, donde Ferreira ha recuperado la rocalla que en la actualidad ejecuta Pérez Artés sobre terciopelo azul Prusia.
Finalmente, el baldaquín que cobijará a María Santísima del Amor y a San Juan Evangelista era aprobado en febrero de 2016. En sus trazas Ferreira combina los tonos dorados y rojos tradicionales del actual, si bien adorna la pieza con una serie de motivos florales que asocian a los patios, puramente cordobeses, que se hallan en el barrio del Alcázar Viejo. Además, otro de los aspectos llamativos de la obra radica en la suntuosa crestería que lo remata. Con un plazo estimado de ejecución de cuatro años, al término del mismo, la Semana Santa de Córdoba contará con cuatro palios nacidos de la creatividad de este diseñador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here