El Papa agradece la comunión de los obispos españoles


El Sumo Pontífice, a través de una carta remitida por su secretario de estado, invoca a la Virgen para que las decisiones de la asamblea "sirvan a reforzar el compromiso cristiano de los fieles"

La reciente celebración de la 108 asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y la carta remitida al Papa Francisco, donde se exponían los trabajos realizados durante las sesiones de la misma, han tenido respuesta del Santo Padre. La gratitud de éste se ha puesto de manifiesto expresada a través de una misiva remitida por su secretario de estado Pietro Parolín,

Asamblea de Obispos del Sur. Papa
Asamblea de Obispos del Sur. /Foto: LVC

Los resultados de la asamblea eran enviados al Vaticano el pasado 28 de noviembre, por parte del arzobispo de Valladolid y presidente de la CEE, Ricardo Blázquez. En la comunicación agradecía al Pontífice la convocatoria del Año Jubilar de la Misericordia, la emisión de la carta apostólica Misericordia et misera y la exhortación Amoris Laetitia. Con respecto a esta última, Blázquez ponía de relieve la ayuda que proporciona a los obispos españoles en su dedicación pastoral, ante los retos que plantea actualmente la familia. Un escrito al que el Papa Francisco ha querido dar respuesta con una sincera muestra de gratitud a través de su secretario de estado. Por ello, en la respuesta transmitida por Parolin se explica que “el Santo Padre, complacido por el atento mensaje que los miembros de esa Conferencia Episcopal han tenido la amabilidad de enviarle al terminar la 108 Asamblea Plenaria, desea expresar su sentido agradecimiento por este gesto de adhesión y comunión eclesial”.
La palabras del obispo de Roma contienen además, una invocación a “la intercesión de Nuestra Madre la Virgen María”. Ésta obedece al hecho de que “las iniciativas y decisiones tomadas durante esa Asamblea sirvan a reforzar el compromiso cristiano de los fieles y contribuyan a impulsar la tarea evangelizadora en todos los ambientes de la sociedad”. Es por ello que la misiva del cardenal concluye con la petición del Papa Francisco, quien “les pide recen y hagan rezar por él, les imparte la bendición apostólica”. Cabe recordar que en los trabajos de la 108 asamblea plenaria de la CEE estuvo presente el obispo de Córdoba.