Los nuevos canónigos reciben su nombramiento


Antonio Prieto, Tomás Pajuelo y Pedro Crespo acogen de manos del obispo el documento que los acredita como miembros del Cabildo de la Catedral de Córdoba

Dos semanas después de que se conociese el nombramiento de los nuevos canónigos de la Santa Iglesia Catedral, el día en que Córdoba conmemoraba a los Santos Mártires, éstos han recibido el documento que los acredita en esa dignidad. Antonio Prieto, Tomás Pajuelo y Pedro Crespo han acogido, de manos del obispo, el documento que los acredita como miembros del Cabildo de la Catedral de Córdoba.

El obispo junto a los nuevos canónigos en el acto de entrega del documento./Foto. Diócesis de Córdoba
El obispo junto a los nuevos canónigos en el acto de entrega del documento./Foto. Diócesis de Córdoba

El acto protocolario, en el que también ha participado Joaquín Alberto Nieva, viene a refrendar la designación de los tras nuevos canónigos que realizaba el prelado el pasado 17 de noviembre. La misma disponía que Pedro Crespo pasaba a ser capitular de honor del Cabildo Catedralicio y venía a reconocer la trayectoria de los tres sacerdotes. El primero de éstos, Antonio Prieto, de 42 años, es natural de La Rambla y fue ordenado sacerdote el 2 de julio del 2000. Actualmente, es el Rector del Seminario Conciliar San Pelagio, es profesor del Estudio Teológico del Seminario y del Instituto de Ciencias Religiosas Beata Victoria Díez, en el que también ha ejercido labores de dirección.
Por su parte, el ministerio de Tomás Pajuelo, nacido en 1967 en la localidad de Peñarroya-Pueblonuevo, y ordenado sacerdote el 19 de septiembre de 1992, se ha caracterizado, entre otros aspectos, por la cercanía con el ámbito de las cofradías, como muestra su estrecha vinculación a las de la Cena y a la filial del Rocío de Córdoba. Tomás Pajuelo desempeña su ministerio como juez del Tribunal Eclesiástico de Córdoba, es párroco del Beato Álvaro de Córdoba y consiliario de la hermandad de la Sagrada Cena, Arcipreste de Ciudad Jardín, Director Espiritual de Adoración Nocturna Española y Adoración Nocturna Femenina y Capellán de la Hermandad del Rocío de Córdoba. A su designación hay que sumar la del sacerdote Pedro Crespo Hidalgo, nació en la localidad de Fernán Núñez en enero de 1938. Fue ordenado presbítero en febrero de 1965. Su último destino fue la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de la localidad de Priego de Córdoba, de donde es párroco emérito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here