El hermano mayor de la Estrella está "convencido de que el Lunes Santo llegará a buen término"


Juan Rodríguez es optimista de cara a que las seis cofradías alcancen un acuerdo, si bien es consciente de las dificultades que se plantean y del esfuerzo que se necesita

“Estoy convencido de que el acuerdo del Lunes Santo llegará a buen término, pero es cierto que son muchos problemas los que hay que solucionar”. Estas declaraciones del hermano mayor de la Estrella Juan Rodríguez aventuran un desenlace satisfactorio, para una de las jornadas de la Semana Santa de la capital que más dificultades plantea.

Palio de Nuestra Señora de la Estrella en la iglesia de San Fernando./Foto: Hermandad de la Estrella
Palio de Nuestra Señora de la Estrella en la iglesia de San Fernando./Foto: Hermandad de la Estrella

Para Rodríguez la solución es segura, si bien pone de manifiesto que no es sencilla puesto que “hay una serie de inconvenientes, como el hecho de que dos hermandades estemos muy lejos de la carrera oficial y, además es un día laborable”. Sin embargo, no duda en afirmar que “todo en esta vida se consigue estudiando bien las cosas y es lo que estamos haciendo”. Por ello, aventura que el acuerdo final no se producirá hasta que “estemos completamente seguros”, ya que “lo fácil sería tomar una decisión a la ligera”. En consecuencia, Rodríguez insiste en que se deben analizar con minuciosidad todos los aspectos que confluyen, como itinerarios parciales, horarios, distancia o tiempos de paso, entre otros muchos. Por tanto, para el dirigente de la cofradía de la Huerta de la Reina “da igual que la decisión se adopte ahora o dentro de un mes y medio. Lo importante es que sea la mejor posible”, subraya.
El hermano mayor asegura, además que la predisposición de todos los responsables del Lunes Santo es la mejor. “Nuestra idea, desde un primer momento, ha sido no dejar ni un cabo suelto. Hacer de abogados del diablo para resolver los problemas de todo tipo que puedan surgir, aunque en la práctica no ocurran”, enfatiza Rodríguez. De hecho, el dirigente recuerda lo que se dilató el acuerdo de la misma para 2016, fruto de múltiples sesiones de trabajo. Cabe recordar, en este sentido que, las hermandades del Lunes Santo fueron las penúltimas en alcanzar un acuerdo para su discurrir por la Catedral en 2016. ´Si bien no llegó a materializarse a consecuencia de la meteorología, aquel consenso implicaba realizar la carrera oficial a la inversa y la entrada al templo mayor por la Puerta de Santa Catalina.