Un año de fraternidad entre hermandades


Las hermandades de la Pasión, la Paz y la Esperanza conmemoran el aniversario de su hermanamiento con la celebración de la eucaristía y una convivencia

Las hermandades de la Pasión, la Paz y la Esperanza, que conmemoraron su 75 aniversario fundacional el pasado año, han estrechado los lazos que les unen con la celebración de una eucaristía cuando se cumple un año de su hermanamiento. La misa contó con una nutrida representación de hermanos de las tres cofradías, así como miembros de la Agrupación de Hermandades y algunas autoridades municipales, como la concejal popular Carmen Sousa, hermana de la corporación del Alcázar Viejo. Fue presidida por el vicario episcopal y párroco de San Basilio, Jesús Poyato, y concelebrada por el consiliario de la hermandad de la Paz y Esperanza, cuyo coro rociero, además, amenizó la celebración, que rubrica su fraternidad.

Hermanos mayores de Esperanza, Pasión y Paz./Foto: LVC
Hermanos mayores de Esperanza, Pasión y Paz./Foto: LVC

Al término de la misma, las cofradías de Pasión y la Esperanza, así como la de Nuestra Señora del Tránsito, la popular “Virgen de Acá”, que comparte sede canónica con la primera, entregaron a Enrique Aguilar, hermano mayor de la Paz, unos cuidados pergaminos con su adhesión a la causa de la coronación canónica de la virgen de Capuchinos. Posteriormente los presentes se trasladaron a los salones parroquiales anexos al templo, donde celebraron unos momentos de conversación y fraternidad en los que la ya cercana cuaresma, y la organización de la Semana Santa, tuvieron un protagonismo destacado.
El gesto de la cofradía del Tránsito se suma al de otras corporaciones que ya han hecho lo propio con la de capuchinos. La primera hermandad en pronunciarse a favor de la coronación de María Santísima de la Paz y Esperanza era la del Perdón, mientras que una de las últimas en incorporarse ha sido la de la Misericordia. Una fraternidad que ha quedado ejemplificada en el acto de este 26 de noviembre, sobre el que el hermano mayor de la Paz Enrique Aguilar destaca que “ha servido para potenciar nuestra labor caritativa, como quedó reflejado en el concierto celebrado el pasado mes de enero en el Teatro de la Axerquia, cuyos beneficios fueron entregados en la feria a AECC, Adevida y Bangassou”.