La Misericordia pone el broche a la celebración de los Mártires


La celebración de la misa capitular en la basílica pontificia de San Pedro que preside el deán-presidente del Cabildo clausura un intenso mes de noviembre para la corporación del Miércoles Santo

La hermandad de la Misericordia pondrá el broche a la celebración de los Santos Mártires este viernes 25 de noviembre. El mismo tendrá lugar por medio de la celebración de la misa capitular en la basílica pontificia de San Pedro, que estará presidida por el deán-presidente del Cabildo de la Catedral de Córdoba, Manuel Pérez Moya. La corporación del Miércoles Santo clausura, a nivel cultual, un intenso mes de noviembre.

celebración
Asistentes a la misa del Encuentro de hermandades de la Misericordia./Foto: LVC

La presencia de los canónigos en el templo, en cumplimiento del voto secular, supone el epílogo de la celebración del triduo a los Santos Mártires de Córdoba que comenzaba este miércoles. La celebración litúrgica contará además con la intervención del coro de la Catedral, que dirige Jesús Reina. Un acto solemne que ha venido de otros como la misa por el rito hispano-mozárabe o la eucaristía que presidió el obispo con motivo de la celebración del 27 Encuentro de hermandades de la Misericordia de Andalucía. De hecho, este encuentro ha tenido frutos solidarios que han revertido en las madres Adoratrices y su proyecto Fuente de Vida.
La visita de los cofrades de San Pedro realizaban a la casa de estas monjas en la calle Toledo ha supuesto, como se indica desde la propia corporación, “una primera toma de contacto que se espera sea el inicio de una etapa de colaboración más estrecha con sus proyectos”. Durante el recorrido que hicieron, la superiora de la comunidad María Mateo Domene, agradeció la colaboración de las hermandades de la Misericordia y explicó los trabajos de promoción humana y social que realizan en virtud del carisma de su fundadora.
Una jornada intensa y que mira al futuro desde la propia historia que une a ambas instituciones. Es por ello que cabe recordar que los vínculos de la hermandad cordobesa con esta congregación se remontan al periodo que comprende los años de 1943 a1974. En el mismo, las Adoratrices realizaron la práctica totalidad de los bordados que figuran en el cortejo procesional del Miércoles Santo, bordando todo el paso de palio, así como las insignias y atributos, excepto el estandarte sacramental. Éstos se llevaron a cabo en un colegio que las monjas tenían en la feligresía de San Pedro, antes de trasladarse a su actual casa.