La banda de la Esperanza emociona en San Jacinto


A los pies de Nuestra Señora de los Dolores, la formación que dirige Francisco Javier León interpreta un selecto repertorio de composiciones que homenajea a las cofradías a las que no acompañan

“Reina y Madre nuestra de los Dolores, Dios te salve. ¿Qué hijo, cuando vuelve a la casa de su madre, no la saluda, antes que ninguna otra cosa, con un beso?” Con estas palabras del cofrade Joaquín de Velasco se ha presentado el 11 concierto a Santa Cecilia, que organiza la banda de música María Santísima de la Esperanza. En uno de los enclaves cordobeses por antonomasia, la iglesia conventual de San Jacinto, la formación que dirige Francisco Javier León ha interpretado un selecto repertorio de composiciones que homenajea a las cofradías a la que la misma no acompaña en Semana Santa.

Instante de la actuación de la banda de la Esperanza./Foto: LVC
Instante de la actuación de la banda de la Esperanza./Foto: LVC

Lacrimosa, de la misa de Réquiem de Mozart; Santa Cecilia, de Álvaro Milpager y Díaz, Virgen de la Encarnación, de Casto Contreras; Al cielo vuestra Estrella, de Rafael Wals; Virgen de la Caridad, de Miguel Herrero; Paz y Esperanza, de Martín Salas; Virgen de las Angustias, de Enrique Báez, y Los Dolores, de José de La Vega; han sonado con la rotundidad de los grandes ceremoniales. Los detalles han sido cuidados con esmero y se han podido apreciar, por ejemplo, en la impecable participiación de la coral polifónica Cantabile en dos piezas, la primera, Lacrimosa, así como en la que cerraba el programa, Los Dolores. El sonido de grandes maestros cordobeses, como Báez y de la Vega, se ha conjugado con el de las más que interesantes composiciones de Wals o el gesto con la otra hermandad de San Andrés, al interpretar la marcha dedicada a María Santísima de la Caridad. Ésta fue elaborada cuando a la titular mariana del Buen Suceso era acompañaba la banda municipal de Rute y ha sido la más interpretada en sus salidas del Martes Santo.
El acto ha estado conducido por el colaborador de La Voz de Córdoba y hermano de los Dolores Joaquín de Velasco, quien ha presentado las diferentes piezas. Para la Señora ha tenido hermosas alusiones en diferentes momentos del concierto, así como para las demás advocaciones que estaban presentes en el programa, a través de la música y de su palabra. Así, al anunciar Virgen de las Angustias, Joaquín de Velasco recorría “siglos de oraciones y súplicas conmovidas acompañan la inmutable escena de la Piedad”, para incidir en “la belleza sin par y ensimismada de María será cantada por un maestro, Enrique Báez, en una portentosa opera prima”, a la que ha definido como “una joya musical. Con el sino de todo lo grande que nuestra bendita ciudad tiene. El de ser apreciada fuera, y minusvalorada en su propia casa”. Acordes, voz y palabra para homenajear a la patrona de la música y emocionar con obras que suenan a Córdoba y que han culminado en un bis en el que la banda de la Esperanza ha regalado a un auditorio repleto Virgen de los Dolores, del genio cordobés Enrique Báez, y la marcha emblemática de Pedro Gámez Laserna, Saeta cordobesa.

2 Comentarios

  1. Ante todo, muchas gracias por el articulo. Les escribo para informarles de una errata que aparece en el titular. El director de la formación no es Alfonso Lozano, sino un servidor, Fco Javier León Ramírez, si bien es verdad que Alfonso Lozano es el gerente de la banda y encargado de todo lo relativo a la burocracia y contactos de la banda.
    Tal información aparece en el programa de mano, que puede usted consultar.
    Muchisismas gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here