La Cena se une al desagravio por la profanación de San Sebastián


La corporación del Jueves Santo realiza este domingo un turno de adoración y un rosario, en respuesta al robo del sagrario con las especies en su interior, en el cementerio donostiarra de Polloe

La hermandad de la Cena se unirá en la festividad de Cristo Rey al desagravio convocado por el obispo José Ignacio Munilla, a causa de la profanación del sagrario del cementerio de Polloe, en San Sebastián. La corporación del Jueves Santo realizará este domingo un turno de adoración y un rosario en respuesta a este robo, con las especies en su interior, que ha “consternado a la cofradía”, como señala su hermano mayor, Manuel Bonilla.

Paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Fe en su Sagrada Cena
Paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Fe en su Sagrada Cena. /Foto: LVC

La hermandad sacramental realizará estos actos de culto en el día del besamanos de su titular, Nuestro Padre Jesús de la Fe en su Sagrada Cena, que se llevará a cabo en la iglesia del Beato Álvaro de Córdoba, de 09:00 a 14:00 y entre las 17:00 y las 21:00. Así, a las 18:30 del último domingo del año litúrgico, la cofradía desarrollará la adoración al Santísimo Sacramento en desagravio por los sucesos acontecidos en San Sebastián. “Ya que no podemos desplazarnos hasta allí y, como el obispo Munilla realizó la petición de que realizásemos turnos de adoración una respuesta de desagravio y de reparación, los haremos en nuestra parroquia”, explica Bonilla. A este acto proseguirá el rezo del rosario, a las 19:15, encomendado a la paz en el mundo y en petición espiritual ante las irreverencias cometidas contra Jesús Sacramentado. La jornada de este domingo 20 concluirá, a las 21:00, con la oración eucarística final.
Cabe recordar que en fechas recientes se producía la profanación del sagrario con las especies eucarísticas en su interior. Ante este acto, el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, explicaba en una carta dirigida a los adoradores que “nuestro dolor es grande, y por ello, me siento llamado a compartirlo con vosotros y a pediros que realicéis en vuestros turnos de adoración una respuesta de desagravio y de reparación”. La misma, por expresa petición del prelado, tendrá lugar este domingo 20 de noviembre con motivo de la festividad de Cristo Rey. Asimismo, Munilla señalaba que “lo ocurrido nos permite reflexionar sobre lo que supone que el Señor se haya quedado presente entre nosotros bajo las especies eucarísticas”. En su análisis sobre lo acontecido, también ponía de relieve que “si el Señor, a pesar de todos los riesgos y peligros, mantiene hoy su voluntad de permanecer entre nosotros, es una señal inequívoca de que los bienes que se desprenden de su presencia son infinitamente más grandes que los males que puedan derivar”. Finalmente, José Ignacio Munilla animaba a aprovechar “lo acontecido para renovar nuestra devoción eucarística”, ya que “detrás de este suceso se esconde una llamada a la conversión dirigida a cada uno de nosotros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here