La solidaridad reúne a buena parte de los capataces de Córdoba


La cuarta edición del ensayo solidario, que organiza la hermandad del Buen Suceso, cuenta con la colaboración de su grupo joven y aspira a superar la tonelada de alimentos recaudados

La casa de hermandad del Buen Suceso ha acogido a una buena muestra de los capataces más representativos de Córdoba. El motivo ha sido la solidaridad. El instrumento, la cuarta edición del ensayo solidario, que organiza la corporación del Martes Santo, para el cual cuenta con la colaboración de su grupo joven y aspira a superar la tonelada de alimentos recaudados.

Capataces
Capataces asistentes al encuentro preparatorio del ensayo solidario./Foto: LVC

8El capataz del palio de María Santísima de la Caridad valora, tanto la trayectoria como los objetivos de este evento, de forma muy positiva. “La respuesta de las ediciones anteriores ha sido muy positiva”, explica Cabello para subrayar que “el segundo año se superaron los 1.100 kilos de alimentos, el pasado la cifra estuvo alrededor de los 900, así que para éste esperamos volver a superar la tonelada”. Para alcanzar tal cantidad va a ser decisiva la aportación del grupo joven de la cofradía. La misma, como explica el capataz, se llevará a cabo, gracias a la colaboración de esta vocalía de la hermandad con sus homólogas de otras corporaciones. Así, los grupos jóvenes se coordinarán para recoger alimentos en los diversos supermecados que se encuentran en el itinerario que recorrerá el ensayo el día 26 de noviembre. El recorrido partirá desde la sede social de la cofradía en la calle Manchado hacia la plaza de la Magdalena, Ronda de la Manca, Santo Domingo Savio, María Auxiliadora para retomar el Realejo y San Andrés.
Un representativa muestra de los capataces que ejercen actualmente se ha dado cita este viernes o lo harán en la cita solidaria del domingo 26. Entre los mismos se hallan Federico Jiménez, Lorenzo de Juan, Juan Berrocal, Rafael Giraldo, Juan Horacio de la Rosa, Jesús Ortigosa o Javier Santiago, entre otros. En este sentido, el capataz de la María Santísima de la Caridad pone el acento en el “compañerismo y buena sintonía que se ha producido en años anteriores”. “Hay capataces que, a lo largo del año, me recuerdan esta cita y me llena de alegría”, explica Juan Manuel Cabello. Cabe recordar que el ensayo está abierto a todos los costaleros que deseen participar de esta iniciativa benéfica, siempre que sean mayores de 16 años y aporten tres kilos de comida por persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here