"Lo que no afecta al corazón, no afecta a la vida"


Los miembros del Seminario Mayor San Pelagio se retiran durante una semana a realizar ejercicios espirituales con el director de la institución homóloga de Toledo, Juan Diánez

“Lo que no afecta al corazón, no afecta a la vida”. Esta frase que el padre espiritual del Seminario Mayor de la Diócesis de Toledo, Juan Diánez, repetía a los seminaristas cordobeses ha marcado los ejercicios espirituales que éstos han realizado durante la primera semana de noviembre, en la casa diocesana de San Antonio.

Seminaristas junto al obispo en la jornada final de los ejercicios./Foto: LVC (vida)
Seminaristas junto al obispo en la jornada final de los ejercicios./Foto: LVC

En un clima de marcado recogimiento, los seminaristas se han adentrado, entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre, en un retiro que como los propios protagonistas definen, han sido días en que todos han recibido la Gracia. En los mismos se le ha invitado a entrar en la intimidad del corazón de Cristo, en su conocimiento interno para, después, poder “reflectir”, como indica el propio San Ignacio en los ejercicios, en cada una de sus vidas. Cabe recordar que los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola suponen una secuencia ordenada de meditaciones y contemplaciones, que surgen de la profunda experiencia espiritual el santo vive a partir de su conversión, con el fin de ayudar al que se ejercita en ellos a descubrir cuál es la voluntad de Dios para su vida. En consecuencia, el objetivo de los mismos para quien los ejercita es discernir y conocer lo que Dios quiere de él, y a desear y elegir esto.
La semana de retiro tuvo como epílogo la visita del obispo a los seminaristas en la última jornada. El prelado los animó a dejarse transformar por el amor misericordioso de Dios, el cual se manifiesta con especial intensidad en los días de ejercicios. La comunidad del seminario ha querido mostrar, además, su gratitud por la oportunidad que se les regala, así como a las religiosas y a los que han cuidado de ellos en estas jornadas, sin olvidar a los bienhechores y a todos aquellos que los acompañan siempre con sus oraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here