Pasión de Lucena celebra su 25 aniversario con una extraordinaria


Los actos conmemorativos del cuarto de siglo de la corporación lucentina tendrán lugar en febrero de 2017, e incluyen diversos actos de culto y un pregón

La cofradía franciscana de Pasión de Lucena celebrará su 25 aniversario, con una salida extraordinaria de su titular mariana. Los actos conmemorativos del cuarto de siglo de la corporación lucentina tendrán lugar en febrero de 2017, e incluyen, además, diversos actos de culto y la celebración de un pregón.

Instante de la salida procesional de la hermandad de pasión. Extraordinaria
Instante de la salida procesional de la hermandad de pasión./Foto: Cofradía de la Pasión

A mediados del mes de febrero de 2017, la corporación del Lunes Santo lucentino vivirá los actos centrales su aniversario. Para conmemorar el mismo, la cofradía franciscana ha programado, en el convento Madre de Dios, un triduo conjunto a sus titulares, Jesús de Medinaceli, Cristo de la Pasión, Maria Santísima de las Angustias y María Santísima de la Pasión y Ánimas; que tendrá lugar entre los días 15 y 17. Mientras que el 18 de febrero se celebrará el pregón en honor de la cofradía franciscana, a cargo del cofrade Antonio Rafael García, quien será presentado por Daniel Ropero. El broche a estos actos se producirá en la jornada del 19, cuando María Santísima de la Pasión y Ánimas realice su salida extraordinaria. La misma se desarrollará en el itinerario que comprende la salida del convento, Madre de Dios de los padres Franciscanos, San Francisco, Cervantes, Mesón, Arévalo, San Francisco y entrada en su templo. Asimismo, el manijero designado para dirigir el trono en tal efeméride es el hermano Juan José Montilla, a quien en fechas recientes se le entregaba simbólicamente la campana, por parte del hermano mayor.
Así las cosas, la tarde del última jornada de cultos extraordinarios culminará con el besamanos a la Virgen de las Angustias y servirá para dar la medida de una joven corporación que, sin embargo, ha marcado el paradigma del Lunes Santo lucentino. Este hecho se produjo en 1992, cuando se integraron, en la actual cofradía, todas las imágenes que, en la misma jornada del año anterior, procesionaron desde el convento de los franciscanos.