La renovación patrimonial de la Semana Santa de Córdoba


La aprobación de los apóstoles durmientes para el misterio del Huerto o la revisión de la orfebrería del paso de palio de la Estrella marcan el futuro cercano

La Semana Santa de Córdoba está experimentando una renovación patrimonial bastante profunda, especialmente, durante la última década. Diversos son los proyectos que marcan el horizonte de varias cofradías, como es el caso de las hermandades del Huerto, con la aprobación de la incorporación a su misterio de las imágenes de los apóstoles durmientes, o la revisión de la orfebrería del paso de palio de la Estrella, que será sometida a cabildo a principios de 2017.

Nuevo manto de la Virgen de la Piedad
Nuevo manto de vistas de la Virgen de la Piedad./Foto: Jesús Caparrós

El último año ha supuesto un claro exponente de la apuesta de algunas corporaciones de la capital por implementar o consolidar su patrimonio. La puesta en marcha del proyecto de paso de palio, bajo diseño de Álvaro Abril, para María Santísima del Rocío y Lágrimas; las túnicas, diseñadas por Rafael de Rueda, para el Señor de las Penas y el de la Sentencia; o la adaptación de los bordados del antiguo palio de las Angustias para el nuevo manto de la Virgen de la Piedad son ejemplos evidentes. De hecho, en el caso de la hermandad del Prendimiento se aúnan proyectos y realidades, como el de las bambalinas del palio de su titular mariana diseñadas por Julio Ferreira, así como la túnica del Divino Salvador del mismo diseñador o los avances en la talla del misterio, llevados a cabo por Miguel Ortiz.
Los proyectos de la Estrella
Miguel Ortiz durante las labores de montaje del retablo de Redención./foto: Jesús Caparrós
Miguel Ortiz durante las labores de montaje del retablo de Redención./foto: Jesús Caparrós

El nombre de Miguel Ortiz encuentra otra de sus referencias en la hermandad de la Estrella para la que ha realizado diversos diseños y trabajos, incluidos los respectivos retablos, aun en fase de ejecución, de los titulares de la corporación en la iglesia de San Fernando. El retablo de Nuestro Padre Jesús de la Redención, tal y como explica Ortiz, es una obra marcada por líneas sencillas, adaptadas en la medida de lo posible al gusto de los cofrades y a las trazas de la iglesia que posee un estilo arquitectónico postconciliar, sin llegar a ser barroco “como hubiera sido mi gusto personal”.
Sin embargo, los avances patrimoniales de la cofradía del Lunes Santo no se detienen ahí, puesto que la remodelación del paso de misterio también está en proceso de realización. Las imágenes que lo componen verán implementadas modificaciones sustanciales en estos próximos años. De hecho, Miguel Ángel González ya realizó para 2016 la figura de un nuevo romano que, dentro de su estilo, dimana una expresividad más acentuada. Asimismo, el autor señala que aún le resta por contemplar el paso en la calle para “definir con más claridad, los cambios que necesita”. Si bien apunta a que serán de calado en algunas de las imágenes, como los sanedritas, y quiere dotar al conjunto, dentro de su corte clásico, de una mayor carga dramática.
La orfebrería del paso de palio de Nuestra Señora de la Estrella también podría verse sometida a una modificación sustancial, si a principios de 2017 el cabildo de hermanos decide aprobar la revisión de la misma. Ésta ha sido llevada a cabo por el taller de orfebrería de los hermanos López Delgado, quienes ya realizaron el diseño del actual proyecto. Se trataría de un enriquecimiento del mismo, que vendría a mantener la línea de grandes empresas puestas en marcha por la junta que dirige Juan Rodríguez, de las que sobresale, a su vez, la nueva túnica bordada para el Señor de la Redención que, probablemente, esté finalizada en pocos meses.
La recuperación patrimonial del Huerto
Imagen de achivo, del 21 de marzo de 1940, que muestra la salida del Martes Santo del paso del Huerto./Foto: Diario Azul
Imagen de achivo, del 21 de marzo de 1940, que muestra la salida del Martes Santo del paso del Huerto./Foto: Diario Azul

San Juan, San Pedro y Santiago acompañarán al Ángel de Navarro Arteaga y al Señor de la Oración en el Huerto, a medio plazo. Así lo aprobaba, en fechas recientes, el cabildo general de hermanos de la corporación de San Francisco. El encargado de realizar las imágenes será el imaginero de Puente Genil y discípulo de Antonio Bernal Jesús Gálvez Palos. Con esta incorporación la cofradía recuperará estampas de la década de 1950, cuando en el misterio se hallaban estas figuras, realizadas en Olot, y que ante los documentos gráficos que se conservan podrían no haber sido de talla completa, sino solo la parte visible en el paso. Sin fechas delimitadas en el horizonte, este ambicioso proyecto viene a mantener la línea emprendida por la hermandad hace más de una década, cuando recuperó la salida procesional del Señor Amarrado a la Columna o se encargó la hechura de la Virgen del Amparo, en alusión a la antigua advocación gloriosa de la cofradía.
Estos y muchos otros proyectos, como los de la saya de la Virgen de la Paz, el palio de María Santísima del Amor, el estandarte corporativo de Pasión o las labores de talla del canasto del paso de misterio del Buen Suceso, abundan en una renovación e implementación patrimonial que viene a engrandecer la Semana Santa de Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here