Las curiosidades de los dos encuentros de la Misericordia


La Virgen de las Lágrimas viste de luto, mientras la hermandad se prepara para el Encuentro de hermandades de la Misericordia y recuerda el del año 1993

La hermandad de la Misericordia acoge, por segunda vez desde que se instaurara, el Encuentro de hermandades de esta advocación de Andalucía. Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo aguarda, vestida de luto, la clausura del Jubileo proclamado por el Papa Francisco, que tendrá lugar los días 12 y 13 de noviembre, cuando la corporación de San Pedro ejerza como anfitriona de la 27 edición de estas reuniones, que ya tuvo su correlato en 1993.

Nuestra Señora de las Lágrimas y Desamparo, vestida de luto./Foto: Hermandad de la Misericordia
Nuestra Señora de las Lágrimas y Desamparo, vestida de luto./Foto: Hermandad de la Misericordia

A una semana vista del Encuentro, esta hermandad cordobesa no deja al azar ninguno de los preparativos del mismo. Cada detalle cuenta y, uno de los más hermosos, se puede disfrutar estos días en la basílica de San Pedro, al contemplar a la Virgen de las Lágrimas, ataviada de luto. La misma deja una de esas estampas, visuales y conmovedoras, de la que puede hacer gala la cofradía. A ello hay que sumar que, el pasado lunes, la corporación organizaba una celebración litúrgica muy especial. la misma fue la misa por el rito extraordinario, oficiada en latín, y de acuerdo con el motu proprio Summorum Pontificum que dictara el Papa Benedicto XVI.
Sin embargo, los detalles que ofrece la hermandad del Miércoles Santo no se detienen ahí. Así, a través de un recomendable documento, la cofradía ha hecho memoria del Encuentro de las Misericordias que tuvo lugar en 1993 y que reunió a 617 asistentes, pertenecientes a 32 corporaciones de las ocho provincias andaluzas; toda vez que para el actual se prevé una cifra de participantes similar. El cartel conmemorativo de aquella cita lo realizó José Aguilera Carmona, con una fotografía del Cristo de la Misericordia en la plaza de las Tendillas; mientras que, el que anuncia este evento, se trata de una composición de José I. Aguilera Castelló, que mantiene el pulso con la propio devenir de estas dos efemérides. Finalmente, los actos centrales del 27 Encuentro tendrán lugar en San Pedro, a diferencia de principios de la década de 1990, cuando la hermandad hubo de trasladarse al convento de las Jerónimas de Santa Marta. 23 años después, la historia sigue narrando el el devenir de una de las hermandades con más raigambre de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here