Se celebra el encuentro de ministros extraordinarios de la comunión


La reunión de religiosos y laicos encargados de llevar la sagrada comunión a los enfermos e impedidos de sus parroquias cuenta con la presencia del delegado de Liturgia, Manuel Hinojosa Petit

El encuentro de Ministros Extraordinarios de la Comunión, que reúne a los religiosos y laicos encargados de llevar la sagrada comunión a los enfermos e impedidos de sus parroquias, tiene lugar este sábado 29. El acto estará presidido por el delegado de Liturgia de la Diócesis y canónigo de la Catedral de Córdoba, Manuel Hinojosa Petit.

Encuentro de Ministros Extraordinarios de la Comunión./Foto: Diócesis de Córdoba
Encuentro de Ministros Extraordinarios de la Comunión./Foto: Diócesis de Córdoba

La reunión comenzará a las 11:00, mediante el rezo de una oración en la capilla del Palacio Episcopal, donde se expondrá el Santísimo Sacramento. A continuación, el delegado diocesano de Liturgia, Manuel María Hinojosa Petit, impartirá una ponencia en la que abordará los distintos aspectos del nuevo Misal Romano, aprobado por la Santa Sede en diciembre de 2015 y que, en apenas unos meses, tendrá carácter obligatorio, con la llegada del primer domingo de Cuaresma de 2017. Las implicaciones, modificaciones y matices que el Misal ofrece serán desgranados por Manuel María Hinojosa.
Así las cosas, la Conferencia Episcopal Española (CEE) presentaba, a principios de este mismo mes de octubre, la tercera edición del Misal Romano. La misma viene a ser el resultado de la revisión y actualización a que fue sometido por la asamblea plenaria de los obispos españoles en 2010. A este respecto, el portavoz de la CEE, José María Gil Tamayo, expresaba su “su alegría por esta publicación que representa la renovación de la liturgia y la renovación de toda la vida de la Iglesia”. Además, puso de relieve que “la Iglesia no sólo actúa, sino que se expresa también en la liturgia y saca de la liturgia las fuerzas de la vida”. Mientras que, por otro lado, el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, afirmaba que “con este Misal se intenta promover la mayor participación de los fieles y dotar de mayor esplendor y belleza las celebraciones de la eucaristía”.