La Buena Muerte crea una bolsa de caridad para el convento de Santa Marta


La corporación de la Madrugada valora que las monjas de clausura viven de la caridad y, en ocasiones, carecen hasta de lo más elemental, como puede ser un simple colchón

La hermandad de la Buena Muerte crea una bolsa de caridad que irá destinada a las hermanas jerónimas del convento de Santa Marta. La corporación de la Madrugada ha puesto de relieve que las monjas de clausura viven de la caridad y, en ocasiones, carecen hasta lo más elemental, como puede ser un simple colchón. Este hecho ha sido conocido, de primera mano por la vocalía de Obra Social de la cofradía, que conforman Pilar Carreto y Luisa Álvarez.

Convento de Santa Marta.  (buena)
Convento de Santa Marta. /Foto: LVC

El proyecto de la cofradía que dirige Antonio Leiva inicia su andadura, consciente de los momentos de dificultad que aún atraviesa la sociedad, tras la crisis que ha dejado heridas en todos sus ámbitos. Y es por ello que la hermandad de San Hipólito ha decidido dar un paso al frente, en un terreno poco trabajado hasta la fecha por las cofradías. Así, los responsables de la vocalía de Obra Social de la institución, tras una reunión mantenida con el padre Alberto González, visitador de los conventos de clausura de la diócesis de Córdoba, han acordado ayudar, de forma urgente, a las hermanas jerónimas del convento de Santa Marta, “para dotarlas de lo esencial para una vida digna”, se explica en la comunicación realizada a los hermanos.
Así las cosas, la situación de las monjas de clausura es poco conocida a nivel general y la iniciativa supone, por tanto, un interesante paso. De hecho, la junta de gobierno ha acordado crear una bolsa de caridad para ayudar de forma permanente a la manutención de las hermanas del convento, “así como a aquellos casos y proyectos que la junta de gobierno considere oportunos”, se expresa. Para que los cofrades puedan realizar su aportación a este proyecto se ha puesto a su disposición un número de cuenta, ES08. 0237.6000.10.9151773791, así como la siguiente dirección de correo electrónico, [email protected] Una contribución distinta que redunda en quienes también necesitan ser ayudados para seguir ayudando.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here