La capilla de San Pablo de la Catedral recupera su esplendor

50

El Cabildo Catedralicio finaliza el proceso de restauración de la capilla de la conversión de San Pablo, es una obra para la que han invertido más de 300.000 euros

La primera referencia histórica que se tiene de la capilla de la conversión de San Pablo es del año 1387. La viuda del maestre de la orden de Santiago Pero Muñiz Godoy manda la construcción de esta capilla para el enterramiento de su marido. Es en el año 1610 cuando el Cabildo Catedralicio otorga al presidente del Consejo de Hacienda y Contaduría, Fernando Carrillo, la reconstrucción de este espacio. Ahora, esta capilla vuelve al esplendor de aquella época con la restauración que ha llevado a cabo el Cabildo y que ha supuesto una inversión de 300.000 euros. El motivo principal de esta restauración ha sido las filtraciones que ha sufrido que ha sufrido la capilla, unida al problema de la humedad.

Restauración capilla de la conversión de San Pablo.
Restauración capilla de la conversión de San Pablo. /Foto: LVC

Así, según ha explicado la encargada de esta restauración, Anabel Barrena, “existen patologías derivadas del sistema constructivo, como las humedades por filtraciones, que, unidas a un alto grado de humedad relativa, deben considerarse como la principal patología que ataca a los yesos”. Así mismo, la humedad también había provocado la “aparición de microalgas y hongos, así como bacterias que dan lugar a cambios sustanciales en el PH de los yesos y pinturas por la acción de los ácidos orgánicos e inorgánicos que generan”. Esto, también, ha conllevado “la pérdida del dorado”. Otra de las afecciones ha sido la gran acumulación de “depósitos inorgánicos, además de la oxidación provocada por la colocación de clavos y alambres que sostienen la estructura”.
Restauración capilla de la conversión de San Pablo.
Restauración capilla de la conversión de San Pablo. /Foto: LVC

Por este motivo, en primer lugar, se ha procedido a un “aspirado y retirada de los elementos orgánicos e inorgánicos con brochas de pelo suave”. Tras esto, se ha actuado de emergencia en “las áreas a punto de desprenderse”, a través de la aplicación de yesos a un engasado de estrato superficial con resina incolora de tipo acrílico. Además, “se han retirado los clavos y alambres oxidados, que han sido sustituidos por fibras de vidrio”. De la misma forma, “se ha inyectado mortero de PLM” para rellenar las lagunas faltantes. También, se ha procedido a la “reintegración de los dorados” mediante la aplicación de pan de oro fino y a “la limpieza de los motivos decorados con policromía”.
“El resultado, sin duda, ha sido la recuperación del esplendor de esta capilla que está compuesta por una bóveda decorada con imagenes iconográficas de la orden de Santiago y la figura del padre del fundador, Luis Muñiz de Godoy”, ha aclarado el presidente del Cabildo Catredalicio, Manuel Pérez Moya. Los padres de la Iglesia occidental, junto a las escenas de Las Lágrimas de San Pedro y Santiago Peregrino, que se encuentran en los lunetos, también han recuperado su imagen original. Así mismo ha ocurrido con los relieves de estuco que representan un repertorio iconográfico con las figuras de Santiago Apóstol o San Luis rey de Francia.
Además, entre otros elementos, la capilla cuenta con un retablo de único cuerpo que consta de un cuerpo con columnas corintias. Su hornacina central está custodiada por una talla de San Pablo, que da nombre a esta capilla. El retablo está franqueado por dos lienzos en los que se representan los apóstoles Felipe y Santiago.
Aquí podréis ver las imágenes del proceso de restauración de esta capilla:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here