El obispo llama a vivir la santidad


La carta semanal del prelado incide en los cinco beatos son canonizados en Roma, entre los que se encuentra el obispo español Manuel González

Don Manuel González, santo, con otros cuatro más. Bajo este título, la carta semanal del obispo incide en el hecho de que todos estamos llamados a la santidad. Por ello, hace hincapié en los cinco beatos son canonizados en Roma, entre los que se encuentra el obispo españo Manuel González, además del mexicano José Sánchez del Río, el sacerdote argentino José Gabriel Brochero, el mártir de Lasalle francés, Salomone Leclerq, y la carmelita descalza sor Isabel de la Trinidad.

Demetrio Fernández (Santidad)
Demetrio Fernández. /Foto: LVC

En la misiva, Demetrio Fernández pone de relieve que cada “uno presenta su propia biografía con características propias, pero todos ellos son un anuncio explícito de la vocación a la que todos estamos llamados, la santidad”. El prelado explica como “ellos, cada uno a su manera, han respondido generosamente a esa vocación del Señor y han pasado de pecadores a santos” e invita a que “todos sintamos la alegría de Dios y de la Iglesia en este día tan bonito”.
En la parte central de la carta, el prelado se detiene en la biografía del obspo sevillano Manuel González quien “nos toca más de cerca por razones históricas y geográficas”. Y llama la atención sobre su epitafio, situado en Palencia, de donde fuera obispo entre 1935 y 1940, que señala: “Pido ser enterrado junto a un Sagrario, para que mis huesos, después de muerto, como mi lengua y mi pluma en vida, estén siempre diciendo a los que pasen: ¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!”. Ante este mensaje, el obispo llama la atención sobre la importancia de la eucaristía y advierte del “riesgo de acostumbrarnos a ello y no caer en la cuenta de la grandeza de esta presencia”.
Finalmente, el obispo destaca las virtudes de los otros cuatro santos, en relación tanto con el martirio, el amor a los pobres o los hermosos escritos de sor Isabel de la Trinidad. Por ello, explica que los santos suponen “esa familia de santos hemos sido incorporados nosotros por el bautismo para llegar a ser santos también nosotros”.
Carta semanal del obispo (texto íntego).docx