Lucena clausura en un mes el Año de la Misericordia


El besamanos extraordinario a María Santísima de Araceli, patrona del campo andaluz, que tiene lugar los próximos 12 y 13 de noviembre, culmina unas semanas intensas para la archicofradía

Lucena clausura en un mes el Año de la Misericordia, a través de un acto tan relevante para los fieles de la localidad, como es el besamanos, de carácter extraordinario, a María Santísima de Araceli. La patrona del campo andaluz estará expuesta a la veneración de sus miles de devotos los días 12 y 13 de noviembre.

María Santísima de Araceli en besamanos, en una imagen de archivo./Foto: LVC
María Santísima de Araceli en besamanos, en una imagen de archivo./Foto: LVC

El acto devocional, y que ha generado bastante expectación desde su anuncio, se llevará a cabo en su santuario durante dos jornadas completas, que además coincidirán en fin de semana, hecho que, a buen seguro, alentará a más de los mismas a acudir ante la gran devoción lucentina y una de las más importantes de la Diócesis. Cabe destacar que el oratorio aracelitano es templo jubilar, tras su unión espiritual con la basílica de Santa María la Mayor de Roma, en un gesto de comunión con el primer templo de la cristiandad, dedicado a la Virgen. De tal manera, que este hecho le otorga al santuario de la Virgen de Araceli, que además tiene el título de real, de forma permanente, todas las gracias correspondientes para que fieles y devotos puedan obtener en él las mismas indulgencias que en de la ciudad del Vaticano.
Así las cosas, este mes de octubre contará con otro acto de interés para la corporación lucentina, ya que el próximo 23 de octubre se llevará a cabo la ofrenda de frutos a María Santísima de Araceli. De tal manera que María Dolores López Civantos será la oferente de este año. La misma lleva más de tres décadas, como vestidora de la patrona de Lucena, además de haber realizado una importante colección de obras pictóricas en las que la protagonista es la Virgen de Araceli. Así mismo pertenece a una familia dedicada a la agricultura, ámbito que resulta indisociable al contenido y patronazgo de esta centenaria advocación.