La Virgen de la O celebra su 20 aniversario con su barrio


El rosario vespertino, de carácter extraordinario, llena de fieles las calles del barrio de Fátima y deja momentos que ya forman parte de la historia de la prohermandad

Puntual a su cita, a las 19:00, María Santísima de la O ha celebrado el 20 aniversario con su barrio, al salir de la iglesia de la Aurora y, con los marcos de la cárcel vieja y, posteriormente, la parroquia que da nombre a la vecindad, ha dejado momentos que ya forman parte de la historia de una prohermandad que ha mostrado una revitalización evidente, durante los últimos meses.

María Santísima de la O en su rosario extraordinario./Foto: Eva Pavón
María Santísima de la O en su rosario extraordinario./Foto: Eva Pavón

Los sones rocieros cantaron a la Virgen de Antonio Bernal, recientemente restaurada por su autor, con salves que han hablado de alegría y apertura a las gentes que se han congregado para verla y contemplar cómo la fraternidad entre las cofradías es evidente. Ello, a tenor de las cesiones realizadas por las corporaciones del Carmen de San Cayetano, las Penas de Santiago o la Estrella, cuya banda de música ha puesto sus sones más alegres en el itinerario de regreso de la parroquia de Fátima. En la misma, se han vivido los momentos más íntimos, mediante el rezo las letanías, el canto conjunto de la Salve y la ofrenda realizada a la Virgen de Fátima, de cuyas apariciones se cumplirá un siglo en los próximos meses para abundar así en la simbología del momento vivido.
Un sinfín de detalles han marcado el paso de la cofradía por las calles de su barrio, para demostrar que la corporación aspira a ser parte indisociable del mismo en un futuro próximo. Antes de todo y durante la mañana, junto al vestidor de la Virgen de la O, Antonio Villar, se produjo una de esas visitas especiales. No fue otra que la de fray Ricardo de Córdoba, que también ha querido mostrar su apoyo a este nutrido grupo de cofrades que han dado lo mejor de sí, para convertir este aniversario, en una alabanza feliz a María Santísima de la O. Horas después, frente a la iglesia de la Aurora, la noche ha puesto el colofón a un rosario que ya es parte de la historia de una pro hermandad que mira, diáfana, al futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here