La ampliación del centro pastoral de Picota comienza a ser realidad


En la bendición de la primera piedra están presentes sacerdotes y algunas de las autoridades de la localidad como el alcalde o el regidor

La ampliación del centro pastoral de Picota (Perú), comienza a ser realidad, de tal manera que, en fechas recientes, se ha procedido a la colocación y bendición de la primera piedra de lo que será la ampliación del nuevo centro pastoral de Picota. En el acto han estado presentes los párrocos del mismo, los padres Leopoldo Rivero y Francisco Delgado, junto al alcalde de la localidad, Ronald Rolando García, el regidor Victor Isidoro Pérez, así como el arquitecto, el contratista y el constructor de la obra.

Acto de bendición de la primera piedra de la ampliación del centro pastoral./Foto: LVC
Acto de bendición de la primera piedra de la ampliación del centro pastoral./Foto: LVC

El acto ha estado impregnado por la gratitud de la consecución de este importante proyecto, que se encuentra financiado, en su totalidad, por el Cabildo de la Catedral de Córdoba. Asimismo, entre las obras previstas en el centro se encuentra de la capilla que se encomendará a la advocación de Virgen de la Fuensanta, junto a las de la Virgen de la Compasión, en el barrio de Las Almendras de Picota. Mientras que los responsables de este centro pastoral han querido transmitir su gratitud al Cabildo Catedralicio, especialmente, en la figura de su deán-presidente, Manuel Pérez Moya, al manifestar que “sin el apoyo de la institución este proyecto no sería posible”.
A esto hay que añadir que la construcción de todos los edificios, más la posterior habilitación, tanto del centro pastoral como de la nueva iglesia, están financiados en su totalidad por el Cabildo de la Catedral de Córdoba, cuya aportación económica asciende a 150.000 euros. Una vez concluidas su construcción, se instalará la futura sede de la escuela de misiones para toda América. Además, sus dependencias, serán lugar de encuentro y acogida durante todo el curso de las distintas reuniones de formación para nuestros animadores, catequistas, grupos de infancia misionera, grupos juveniles, cursillos prematrimoniales, capacitación de los promotores de salud, así como un gran número de actividades que se podrán desarrollar en estas instalaciones. La misión que laDiócesis de Córdoba lleva a cabo en Perú, se ve nuevamente marcada por la nota de la caridad y la solidaridad con esta zona deprimida.
Cabe recordar que la diócesis de Córdoba lleva a cabo una intensa labor en la misión de Picota, como se desprende de la actuación del Cabildo Catedralicio, que ya en 2015 colaboró de forma decisiva, al destinar más de 100.000 euros a la parroquia Virgen del Perpetuo Socorro de Picota para la construcción de una Casa Hogar para niñas. A ello hay que sumar el apoo espiritual prestado en todo momento y que incluyera la visita del obispo, Demetrio Fernández, del deán-presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya, del vicario general, Francisco J. Orozco o del delegado de Cáritas, Manuel Mª Hinojosa.